El recorrido del virus ¿olvidado?: el ébola

El ébola entró en España con la llegada de los misioneros Miguel Pajares y Manuel García Viejo y puso de manifesto la mala decisión de desmantelar el Hospital de referencia para los casos de índole infecciosa, el Carlos III, y convertirlo en un centro de media y baja estancia.

Mientras España se envolvía en su realidad de discordia por cubrir los gastos de repatriación, el ébola en África Occidental elevaba el número de muertes a 1.013. El 25 de septiembre, la cifra aumentaban a 2.197 fallecidos en Liberia, donde estalló el brote. Ese mismo día, en España, el misionero Manuel García Viejo fallecía.

EEUU, que había tratado a cooperantes por contagio de ébola , comenzó el mes de octubre con el primer infectado por el virus en el país, Thomas Eric Duncan, que tras viajar a Liberia, era ingresado en estado crítico en el Hospital Prebisteriano de Dallas. Un día después el cámara y redactor estadounidense de la NBC que cubría en Monrovia (Liberia) el brote de la enfermedad, se contiagó.

El 6 de octubre de 2014, Teresa Romero, personal sanitario que trató a los misioneros españoles, ingresaba en el Hospital de Alcorcón, primero, y en el Carlos III después. España entraba en alerta con una infectada y comenzaban las alarmas en el resto de hospitales para prevenir cualquier otra infección. Su marido Javier Limón encabezó una campaña , a favor de su perro Excálibur, recogido por los servicios públicos en el domicilio de la afectada y su marido, internado en cuarentena. Pese a su lucha desde las redes sociales no consiguió salvarlo, Excálibur fue sacrificado sin ningún tipo de análisis previo. Tras salir del hospital, Teresa y su marido denunciaron las irregularidades que habían vivido tras la experiencia. La auxiliar de enfermería dejando atrás la pesadilla, consiguió superar la enfermedad.

Un caso muy distinto se daba en EE.UU con Nina Pham, una enfermera infectada que trató el caso de Erick Duncan. La sanitaria enviaba un vídeo a las redes sociales manifestando el estado en el que se encontraba, y anunciando su mejoría. En este caso, a su perro Bently, se le hizo un estudio para descartar la enfermedad y pasado el periodo de cuarentena de veintiún días con éxito, su dueña, Nina, volvió reunirse con él.

Amber Vinson, otra enfermera estadounidense que atendió al mismo repatriado era trasladada al hospital de Atlanta.

Los países occidentales creyeron vivir una auténtica epidemia que hasta entonces parecía desconocida. Pero la verdadera realidad se encontraba en el foco del conflicto, África, donde el ébola ha sido y es, una de las principales causas de muertes por enfermedad.

¿Qué ocurre con el ébola en África?

Sierra Leona, el país con más infectados proclamó estar libre del virus el mes pasado, pero se han vuelto a dar nuevos casos. Podríamos decir adiós a la epidemia, pero no al virus. En los últimos días de septiembre, en Guinea, hubo 6 casos nuevos confirmados. El 16 del mismo mes, Sierra Leona volvía a tener 5 personas infectadas, por lo tanto el ébola no había terminado.

Desde la 6ª reunión del Comité de Emergencia del RSI, Liberia ha sido declarado libre de la transmisión EVD por segunda vez- la primera vez fue el 3 de septiembre de 2015-, y la capital de Sierra Leona se ha mantenido libre de la transmisión por más de 42 días.

Por el momento, 2 cadenas de activos de transmisión EVD continúan, uno en Guinea y otro en Sierra Leona. El Comité tomó nota del reducido número de casos de Ébola, y de la necesidad de investigación de la enfermedad que parece, pero solo parece, haber desaparecido.