Teresa Romero, un año después todo sigue igual

 

Tanto ella como su marido han visto cómo su deseo se va cumpliendo. Al salir del hospital el 5 de noviembre pasado, Teresa Romero hacía votos por recuperar su vida y volver al anonimato del que la sacó el virus del ébola, hace un año.

El segundo objetivo de Teresa Romero se ha cumplido prácticamente al 100%, el primero, solo con el permiso de las secuelas que ha dejado en su organismo el virus.

Teresa Romero sigue de baja médica. Acude al hospital periódicamente a revisión. En general, los supervivientes del ébola presentan síntomas de cansancio, dolores articulares y problemas en la visión (inflamación ocular) que se pueden prolongar durante años, según el único estudio clínico realizado en supervivientes.

 

Entre tanto, su rutina diaria se completa con los paseos que da con su perro -el que le regaló el ayuntamiento de Alcorcón para compensar el daño causado por el innecesario sacrificio de Excálibur- por su barrio de siempre en esa población a las afueras de Madrid y sus visitas a Becerreá, el pueblo lucense donde nació.

 

Cronología de un caso que conmovió a España y cambió los protocolos de seguridad ante el ébola

Noviembre de 2013

La Comunidad de Madrid decide el desmantelamiento del hospital de referencia para enfermedades contagiosas, el Carlos III, y disgregar sus departamentos por diferentes centros hospitalarios de la región. El recinto se destinará como hospital de media y larga estancia.

Esta decisión supuso la supresión de la unidad de alertas y emergencias de enfermedades altamente infecciosas y pandemias.

Abril de 2014

Los profesionales el Hospital La Paz denuncian de manera reiterada ante los administradores del centro la escasez de medios y formación ante emergencias por alerta de ébola. Se detectan dos posibles casos, el primero se derivó directamente al Carlos III de Madrid, donde ya no había Unidad de Cuidados Intensivos ni personal formado para tratar la emergencia.aislamiento La Paz

Denuncian los hechos ante la fiscalía a mediados de julio. La formación que recibieron en abril se limitó a unas simples instrucciones para colocarse el traje de seguridad. Se redactaron protocolos pero no se difundieron entre el personal.

denuncia-en-capitan-haya-e1434910017299

Denuncia presentada en los juzgados de Capitán Haya

7 de agosto

El misionero Miguel Pajares es trasladado a España desde Liberia. Esta contagiado por el ébola. Se habilita de manera urgente una planta en el hospital Carlos III. Entre el equipo elegido para atender al religioso está la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que se presentó voluntaria.

El personal sanitario no recibió formación adecuada y denunciaron -tras el estallido de la crisis- que que las medidas de seguridad no eran suficientes. Algo que se evidenció durante su traslado del aeropuerto al hospital.

traslado misioneros

Traslado del misionero al hospital

O fotos donde se ve claramente la falta de cuidados en los recintos donde trabaja personal enfundado en un traje de aislamiento. Una denuncia que fue puesta por escrito por un enfermero que trabajaba en ese momento en Cuidados intensivos en el hospital La Paz.

ventana-abierta

Ventana abierta en una habitación de aislamiento del Hospital Carlos III

Este día surgen las primeras contradicciones en el Gobierno de Rajoy. Presidencia del Gobierno y ministerio de Sanidad -no la ministra Ana Mato, que está en la playa disfrutando de sus vacaciones de verano- discrepan sobre quién correrá a cargo de los gastos de repatriación del misionero contagiado por el ébola.

12 de agosto

El religioso español infectado con ébola muere (es el primer muerto por el virus en España y en toda la Unión Europea).

21 de septiembre

Otro misionero, Manuel García Viejo, es repatriado desde Sierra Leona hasta España.También está contagiado por el virus.

22 de septiembre

García Viejo es ingresado en el hospital Carlos III.

25 de septiembre

Fallece García Viejo a los 70 años. De nuevo, Teresa formaba parte del equipo que atendió al misionero.

27 de septiembre

Teresa Romero, de vacaciones, se presenta a las oposiciones a Auxiliar de Enfermería en la Universidad Complutense de Madrid. Se toma la temperatura dos veces al día como marca el protocolo. Teresa y la treintena de profesionales que participaron en la atención de los misioneros tan solo tienen que tomarse la temperatura dos veces al día y comunicar si tienen fiebre al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del hospital La Paz, su centro laboral.

30 de septiembre

La enferma empieza a sentir síntomas del virus. Llama al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del hospital Carlos III, pero al no superar los 38,6 grados de fiebre no la internan y le dicen que tome precauciones y que siga observándose. Acude a su centro de salud, donde le diagnostican gripe.

2 de octubre

Aumenta la fiebre. Teresa Romero lo comunica al hospital Carlos III.

6 de octubre

A las 4 de la mañana, Teresa presenta fiebre de 37,3 grados y tos, además de astenia (cansancio) y mialgias (dolores musculares). Llama al 112 y el Summa informa a Salud Pública. Se envía a un médico a su casa, sin protección especial ninguna,y es trasladada en ambulancia, también sin protección, a Urgencias del Hospital Fundación de Alcorcón.

La ambulancia que la traslada a la sanitaria no se desinfecta hasta 12 horas después. Hasta ese momento realiza hasta siete servicios más.

aislamiento Hospital Alcorcon

Zona de aislamiento donde estuvo Teresa Romero en el Hospital Alcorcón

En el hospital de Alcorcón, los sanitarios conocen los antecedentes de Romero  y el centro decide aislarla. El personal se coloca los trajes protectores. Sin embargo, el médico que la atiende asegura que la vestimenta protectora que había disponible no era de su talla. La paciente permanece en un box de Urgencias. El primer y segundo test dan positivo por ébola. Es trasladada, ahora sí con todo tipo de medidas de aislamiento, a la sexta planta Hospital Carlos III de Madrid.

7 de octubre

Comienzan a tratarla con suero de la hermana Paciencia, la monja que padeció la enfermedad en agosto y que al superarla ha generado anticuerpos. El marido de Teresa, que permanece aislado, lanza el mensaje de que quieren sacrificar a su perro Excálibur.

El Gobierno de Madrid asegura que se ha seguido el procedimiento en todo momento y que se han realizado controles del personal que ha estado en contacto con los contagiados de ébola.

La Marea Blanca exige la dismisión de Ana Mato.

8 de octubre

Excálibur es sacrificado. El consejero de Sanidad de Madrid responsabiliza a la auxiliar de imprudencia al contagiarse.

La Fiscalía de Madrid abre diligencias para determinar las circunstancias del contagio.

concentraciones pidiendo no sacrificar Excálibur

Concentraciones contra el sacrificio de Excálibur

9 de octubre

La casa de Teresa Romero y la sala del Hospital de Alcorcón donde fue tratada son descontaminadas. El estado de la enferma empeora, se teme por su vida. El cuadro clínico de Teresa Romero expresa un claro empeoramiento, lo que provocó la adopción de nuevas medidas como la de aplicarle una mascarilla con reservorio, a la espera de intubar si desatura -porcentaje de oxigeno en sangre -. Es la opción que baraja el equipo médico formado por los catorce facultativos que atienden a la auxiliar sanitaria.

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional de Madrid, Salvador Victoria, defiende los protocolos seguidos en el tratamiento de los dos misioneros y lamenta que el único contagio se debiera a «un error humano [en alusión a Teresa]».

Las denuncias de los profesionales por los fallos de seguridad se multiplican. Y no solo respecto a la formación de los profesionales que atienden los posibles contagios, sino también sobre carencias de medios materiales, como que no había una segunda persona controlando la operación de ponerse y quitarse el traje protector, como indican los protocolos de la OMS. La explicación oficial de que no se registrara ningún incidente como el que supuestamente ocurrió con Teresa Romero es que este control se realizó desde una habitación contigua a través de un cristal, por lo que «es posible que hubiese algún punto ciego, porque el ángulo de visión no es perfecto».

Los trabajadores de Consenur, la concesionaria encargada de retirar los residuos derivados de la actividad sanitaria en el Carlos III, denuncian que la empresa empezó a dar formación específica sobre los procedimientos en casos de enfermos de ébola el 8 de octubre y que la empresa había sancionado con 15 días de empleo y sueldo a un operario que se había negado a recoger los desechos de la habitación del misionero fallecido por ébola Miguel Pajares. Según este trabajador, no había recibido formación ni material adecuados.

Los sindicatos de enfermería piden la dimisión del consejero de Sanidad de Madrid por sus palabras sobre el modo de contagio de la auxiliar de enfermería.

La ministra de Sanidad se reúne con los portavoces parlamentarios de ese área y anuncia una revisión de los protocolos de seguridad para que se haga un seguimiento más estrecho a los profesionales sanitarios que entren en contacto con enfermos de ébola.

Uno de los médicos que trató a Teresa en el Hospital de Alcorcón denuncia fallos reiterados en el protocolo de seguridad.

 

10 de octubre

El Gobierno crea un Comité Especial para la gestión del ébola. El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acuerdan reforzar los protocolos frente al Ébola y se rebaja el umbral de fiebre a 37,7 grados para ingresar como sospechoso a quienes hayan estado en contacto con el virus.

Los hospitales deciden ‘autoabastecerse’ de medios para abordar posibles casos de contagiados por el ébola.

11 de octubre

Teresa empieza a ser tratada con un nuevo fármaco antiviral, ZMAb (componente usado para el experimental ZMapp). La carga viral en sangre comienza a descender.

Expertos de la UE, tras una visita de inspección, determinan que el Carlos III no tiene la infraestructura adecuada para tratar el ébola.

12 de octubre

Se comunica el contagio de ébola de una enfermera en Dallas, EE UU. Tiene muchas analogías con el caso de Teresa Romero, incluso posee una mascota, y se establece un paralelismo ante la actuación de la Administración estadounidense y la española en la transparencia informativa y la decisiones tomadas para preservar la vida del perro Bentley, que como Excálibur, se convierte en todo un símbolo en el país.

13 de octubre

Obama toma directamente las riendas de la gestión de los casos de ébola en Estados Unidos.

Javier Limón, marido de Teresa Romero, envía una dura carta al consejero de Sanidad de Madrid exigiéndole la dimisión.

 

14 de octubre

La Asociación Madrileña de Enfermería denuncia que nada ha cambiado tras la constitución del nuevo gabinete de crisis para el ébola y se temen que con los nuevos portavoces lo que suceda es una restricción de la información de lo que está ocurriendo en torno al virus, los infectados y las medidas de prevención.

15 de octubre

Teresa Romero supera los 15 días de enfermedad, el periodo crítico para el desarrollo del virus.

Barack Obama convoca por videoconferencia a líderes de varios países occidentales para discutir la epidemia del ébola en África Occidental, pero no cuenta con España, el primer país en Europa donde se ha registró un contagio del virus. La cita tuvo lugar el 18 de octubre y junto a Obama asistieron François Hollande, Angela Merkel, David Cameron y Matteo Renzi.

17 de octubre

El jefe de Virología del Instituto de Salud Carlos III se atreve a decir que Teresa «está yendo hacia la curación» desde el punto de vista virológico.

18 de octubre

El presidente de Madrid decide que el consejero de Sanidad será cesado por su gestión en la crisis del ébola. Ya tiene recambio, pero esperará a que llegue el momento oportuno para anunciarlo. Un momento que pasa por la recuperación total de Teresa Romero. Irispress lo relata en exclusiva.

También Irispress adelanta que Teresa Romero ha vencido al ébola. Se recupera  en su habitación del hospital madrileño Carlos III, desciende la carga viral de forma decisiva y se baraja que en las próximas horas el análisis de ébola sea negativo. Incluso se están preparando para trasladarla de la habitación con presión negativa a otra habitación.

19 de octubre

Se conocen públicamente los resultados del análisis efectuado a Teresa, que arroja un resultado negativo en ébola, con cero carga viral. Así lo revela el comité especial.

Teresa Romero es la gran protagonista de la Marea Blanca.

21 de octubre

Teresa Romero supera la infección: el nuevo test da negativo. Pero se decide mantenerla en observación.

El Consejo General de Enfermería denuncia que “Teresa Romero no formaba parte de los seis profesionales sanitarios que realizaron un curso de formación para atender enfermos de ébola”.

24 de Octubre

En una entrevista en exclusiva para Irispress, Elpidio Silva se escandaliza porque no haya ningún juez investigando de oficio todo lo sucedido en torno a la crisis del ébola y Teresa Romero.

La enfermera contagiada en Dallas es dada de alta. Ha superado la enfermedad y es recibida por Obama en la Casa Blanca.

26 de octubre

Ana Mato dimite, pero no por su gestión de la crisis del ébola, sino por su implicación en la trama Gürtel

27 de octubre

Javier Limón, el marido de Teresa, abandona el Carlos III tras cumplir la cuarentena. También son dados de alta todos los contactos de alto riesgo de la auxiliar que permanecían en observación.

31 de octubre

El juzgado de Instrucción numero 21 de Madrid investigará el contagio de Teresa. Ha admitido a trámite la denuncia presentada por 15 médicos a raíz de las medidas adoptadas por la gerencia del centro para garantizar la seguridad de los trabajadores ante un eventual contagio de ébola.

1 de noviembre

Teresa Romero sale del aislamiento y es trasladada a planta.

Teresa sale del aislamiento

Teresa sale del aislamiento

5 de noviembre

Teresa Romero recibe el alta hospitalaria.

Los sanitarios que han estado junto a ella denuncian que están sufriendo casos de «aislamiento» por parte de la población por temor a que estén contagiados. Son los resultados de la política de ‘transparencia del gobierno».

2 de diciembre

Transcurridos 42 días desde la curación de Tersa Romero, la OMS comunicó al Ministerio de Sanidad que España es considerado «país libre de ébola».

4 de diciembre

Es el momento oportuno para el cese del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández. Una vez más, unas declaraciones suyas subrayando que «si lo hubiera hecho tan mal, Teresa Romero no estaría hablando», fue la gota que colmó el vaso.

 

11 de diciembre

Mercedes Vinuesa, la que dijo que la orden de los religiosos infectados en Liberia por el virus del ébola deberían de costear traslado del enfermo a España, dimite. Es la segunda baja que se produce en el Ministerio tras el cese de Ana Mato. Siete días antes lo hizo la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas.

 

15 de enero de 2015

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, anuncia que el Consejo Interterritorial de Sanidad acuerda el establecimiento de un sistema de hospitales de referencia, una “red de hospitales” para el tratamiento del virus del ébola. Es una red 24 hospitales donde se derivaran los casos sospechosos, donde será necesario el aislamiento total. Hay al menos uno en todas las Comunidades Autónomas.

 

Acabó la crisis del ébola y todo sigue igual

En Madrid, epicentro de la crisis y de la mala gestión por parte de la Administración sanitaria, las obras siguen en la planta 22 del Hospital Gómez Ulla  para adecuar sus instalaciones y tratar los casos de enfermedades infecciosas. El presupuesto fue aprobado el 12 de diciembre de 2014, y las obras se ejecutan según los planes previstos.

Como también han seguido los planes previstos para el desmantelamiento del hospital Carlos III y pasar de ser un centro de referencia para convertirse en un hospital de media y larga estancia. Poco queda ya de él. El propio servicio al que pertenecía Teresa Romero ha desaparecido. No obstante, los posibles casos de ébola que se detecten en Madrid, seguirán siendo tratados en el Hospital La Paz.

Los anunciados trajes preventivos a los centros de Atención Primaria nunca llegaron, y no consta que se hayan intensificado los cursos para el personal sanitario para prepararse ante el desarrollo de posibles nuevos casos.

Las demandas siguen su curso en los juzgados y pasaran años antes de que se depuren responsabilidades penales.