Marta del Castillo: el caso que siempre vuelve

Marta del Castillo Casanueva desapareció el 24 de enero de 2009, desde entonces, su familia no ha dejado de buscarla aun sabiéndola muerta y con sus asesino confeso condenado. Qué pasó con el cuerpo de Marta, dónde está, sigue siendo una incógnita. Así como las auténticas circunstancias de su muerte, sin cuerpo no hay autopsia, solo sabemos lo que su ex novio,Miguel Carcaño, Samuel Benítez y Javier García han contado. Carcaño, el único condenado por asesinato, cambió en varias ocasiones de versión, por ello es difícil esclarecer de qué manera murió Marta. Pero las pruebas no mienten, la policía científica halló sangre de Marta en una chaqueta de Carcaño y en una manta en el coche de la madre de El Cuco.

En las semanas posteriores a la desaparición de Marta, Miguel Carcaño y otras cuatro personas fueron detenidas, por su presunta relación con la  desaparición de Marta. Se trata de los amigos del joven, Samuel Benítez, Javier García alias “el Cuco” (que es entonces menor y como tal ingresó en un centro de menores), su hermanastro, Francisco Javier Delgado y la novia de éste, María García. En su  primera versión, Miguel  Carcaño admitió que mató a Marta en su piso de la calle sevillana León XIII golpeándola con un cenicero y que la arrojó al río Guadalquivir; en su segunda versión, Carcaño declaró que el Cuco, estranguló a Marta con un cable y que la trasladaron en silla de ruedas hasta un contenedor cercano a la vivienda; en una tercera declaración, tan solo unas horas después de haber aportado la segunda, Carcaño volvió a cambiar su versión de los hechos. Afirmó que tanto él como el Cuco violaron a Marta antes de asesinarla, pero mantuvo que el cuerpo fue arrojado a un contenedor de la basura. Carcaño da otra versión de los hechos, Miguel retoma la primera versión, pero con hace algunos apuntes extra, asegurando que golpeó a la joven con un cenicero, negando que él y el Cuco la violaran e implicando a Samuel, a quien imputó el traslado del cadáver. Carcaño daría aún más versiones, el cadáver de Marta se ha buscado en el Guadalquivir, La Finca de la Majaloba situada en  la Rinconada, en la escombrera de Camas y en el vertedero. Búsquedas que finalizaron sin éxito.

En el primer juicio Miguel Carcaño es condenado a 20 años de prisión por el asesinato de Marta del castillo. Su hermanastro, la novia de éste y Samuel Benítez son absueltos. La Fiscalía pide que se anule la sentencia y se celebre un nuevo juicio. La condena de Carcaño subió a 21 años y tres meses  al sumarle un delito contra la integridad moral de la familia de la víctima. Además, le condenan a pagar los gastos de la búsqueda del cuerpo. El Cuco, sale del centro de menores y queda en libertad vigilada durante trece meses, con una orden de alejamiento.

En una de las múltiples versiones Carcaño dijo que había sido su hermanastro quien mató a Marta. Francisco Javier Delgado es imputado por homicidio, pero el juez de instrucción 4 de Sevilla archiva la causa al considerar que la versión de Miguel, que es ya la séptima que da,  es “fantasiosa, absurda, inconsistente, ilógica e increíble”. 

Miguel Carcaño se sometió durante todo este proceso a numerosas pruebas psicológicas, todas arrojaron un resultado normal. Carcaño era capaz de distinguir el bien del mal y tenía intacta su capacidad de sentir. Carcaño también se sometió a un polígrafo. Sus respuestas determinaron que el cadáver de Marta había sido enterrado y no arrojado al río.

Durante todo este tiempo la familia de Marta del Castillo ha estado presente en los medios de comunicación, pidiendo que se reabriera el caso, suplicando que no se detengan las labores de búsqueda del cuerpo de su hija, cuyo paradero sigue siendo una incógnita seis años después.Ni Carcaño ni su entorno han sido capaces de decir dónde está el cuerpo de Marta. Antonio del Castillo y Eva Casanueva llegaron a entrevistarse con el Cuco, según ha trascendido recientemente. El caso ha vuelto a la palestra tras las declaraciones de un infiltrado de la policía en el entorno de el Cuco, que asegura tener más de 600 horas de conversación grabadas. Entre ellas estarían algunas entre el Cuco y su madre, en las que por lo menos, queda patente la mala relación entre las familias de Marta y el Cuco.