Las universidades públicas pierden alumnos

Las universidades públicas españolas han perdido desde el curso 2011-2012 un total de 77.164 alumnos debido, según la Federación de Enseñanza de CC.OO, al aumento de las tasas, la bajada de las becas y el endurecimiento de los requisitos académicos para acceder a ellas.

Este descenso de alumnos en las universidades públicas es “letal”  y un “atentado contra la igualdad de oportunidades”, según ha alertado el secretario general de FE-CC.OO, Francisco García, en una rueda de prensa con motivo de la inauguración oficial del curso universitario. “Es un despilfarro enorme de capital humano”, ha subrayado García, que ha desmentido el argumento del ministerio de que la reducción de los alumnos responda al descenso de población de 18 a 24 años.

El cambio de tendencia en el acceso a los estudios superiores no se produce por el descenso de la población entre los 18 y 24 años, pues mientras se reduce desde 2008, el número de matriculados aumenta hasta el curso 2011-2012, advierte esta organización, que asegura también que a partir de 2012 la caída del número de estas personas que integran este colectivo es menos acentuado y, sin embargo, se reducen las matriculaciones.

En paralelo, las privadas ganan terreno respecto a las públicas en matriculaciones en másteres oficiales y alcanzan una cuota de mercado del 30 por ciento del alumnado de esta etapa, según los datos provisionales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Esto se debe, según CC.OO a que “en general, las privadas dan mayor flexibilidad” y a que los precios de los másteres oficiales son cada vez más parecidos.