Podemos reclama el acceso a una vivienda para las víctimas de malos tratos

Podemos ha presentado  una Proposición No de Ley (PNL) sobre violencia de género con el fin de “garantizar la protección y los derechos de las víctimas de violencia machista” y que pasa por la elaboración de un plan de garantía habitacional inmediata para las mujeres afectadas así como por ampliar el ámbito de aplicación a todas las formas de violencia de la mujer.

Así lo ha explicado en rueda de prensa la responsable de Políticas Públicas contra la Violencia de Género, Paula Baeza, que ha hecho hincapié en que esta proposición, que está presentando la formación morada en trece parlamentos autonómicos, “es de obligado cumplimiento” en base a lo exigido por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la mujer y por el Convenio de Estambul, ratificado por España.

La proposición recoge cuatro medidas, la primera de las cuáles reside en elaborar un plan de garantía habitacional inmediata para toda aquella mujer que, previa valoración de los servicios sociales especializados, ostente la condición de mujer víctima de violencia machista, al margen de que haya habido denuncia previa o no y a entregar en el plazo de un mes.

Baeza, que ha recalcado que las viviendas que se entreguen deben contar con todos los suministros necesarios, ha enfatizado que se comprometen a su vez a ampliar el ámbito de aplicación de dicha proposición a todas las formas de violencia de género de la mujer, bien se trate de agresiones sexuales, acoso sexual en el trabajo, feminicidios fuera del ámbito de la pareja, asesinatos en el ámbito de la prostitución, trata de mujeres o explotación sexual.

DENUNCIAN “POLÍTICAS DE RECORTES”

La norma pide también realizar una evaluación de los recursos públicos y del impacto en materia de igualdad y prevención de violencia machista. Al respecto, Clara Serra, responsable del Área de Mujer e Igualdad del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, ha arremetido contra el Ejecutivo popular al entender que han llevado a cabo una política de recorte y desmantelamiento progresivo de las políticas de igualdad.

“Son los recortes en los servicios públicos los que afectan directamente a las necesidades de las mujeres y lo hacen perdiendo sus derechos. Esto implica pérdida de independencia económica para las mujeres y es un contexto nefasto para situaciones de violencia machista. Los principales obstáculos que identificamos son la pérdida de independencia económica de las mujeres”, ha manifestado, al tiempo que ha agregado que el dato de disminución de denuncias “no es positivo, sino alarmante”.

También ha denunciado que les parece una “irresponsabilidad hacer a las mujeres únicas responsables cuando no hay condiciones económicas para poner fin a una situación de violencia”. “Solo un tercio de las mujeres asesinadas este año habían interpuesto denuncia previa; dos tercios de las asesinadas convivían con su pareja”, ha subrayado. De ahí que se comprometan con la proposición a garantizar el mantenimiento de todos los servicios de atención a mujeres que se venían realizando por parte de las entidades locales.

Al respecto Auxiliadora Honorato, secretaria de Acción Institucional de la formación que lidera Pablo Iglesias, ha señalado que dicha iniciativa se ha presentado en todos los grupos parlamentarios de las regiones de Extremadura, Murcia, Valencia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja, Madrid, Asturias, Cantabria, Aragón, Canarias y Baleares.

La dirigente de Podemos ha recordado que participarán en la  Marcha Estatal Contra las Violencias Machistas en Madrid, convocada por el Movimiento Feminista para el 7 de noviembre de 2015, aunque no ha concretado si la concentración contará con la presencia de Pablo Iglesias.