Elecciones catalanas, repercusión en  los Mercados

Por Jose L. Noblejas, trader y analista financiero.

Con los resultados en la mano toca preguntarse, “Y…¿ahora qué?”. Pues como diría mi admirado Carlos Herrera: “Ahora nada”, todo seguirá igual, todos saldrán al balcón diciendo que han ganado, aunque particularmente pienso que hemos perdido todos. El voto independentista ha ganado en escaños pero ha perdido en votos.

Y ahora nos preguntaremos: “Y de la independencia, qué?. Seamos objetivos, con estos datos no habrá nadie en su sano juicio que pueda iniciar un proceso independentista. La única lectura clara que se puede sacar de todo esto es que la sociedad está dividida, algo que se veía claramente antes de estos comicios pero que ahora ya es incuestionable.

¿Cómo van a interpretar los mercados estos resultados?

No podemos olvidar que han sido son unas elecciones “locales”, y que en poco más de dos meses tendremos unos comicios a nivel nacional. Los datos del domingo no son extrapolables en unas elecciones generales. Me aventuro a decir que la incidencia será mínima. Bien es cierto que hoy varios diarios de primer orden (el New York Times, por ejemplo) sacan en portada (con tamaño mínimo, pero en portada) el tema de la victoria de los partidos secesionistas, pero indagando en sus columnas económicas no he encontrado a nadie que diga que esto tendrá repercusión en ningún sitio.

Los analistas pronosticaban que un apoyo mayoritario al “SÍ” podría llevar al diferencial de la deuda española a los 200 puntos básicos (p.b) (cuanto mayor es este dato más deberemos de pagar). El viernes el diferencial se situaba en los 138 p.b  y el interés del bono a 10 años en el 2%, pienso que las fluctuaciones que se puedan producir, serán propiciadas por elementos externos, no por el resultado de las elecciones catalanas.

En el Ibex 35 dudo mucho que tenga repercusión, las bolsas se centraran más en los datos macros (posible subida de tipos en EEUU) que en unas elecciones “locales”.

Sin ir más lejos hoy la bolsa ha abierto subiendo un 0,52% y el bono está en los mismos valores que el viernes pasado (133 p.b.), así pues las repercusiones han sido inexistentes. 

En cuanto a la incidencia en el comercio de las empresas catalanas, tanto con otros países como con el resto de España, tampoco se verán variaciones considerables por lo ambiguo del resultado.

Resumiendo, con los datos que disponemos, el panorama independentista no ha logrado ese respaldo abrumador que reclamaba el Sr. Mas. La sociedad catalana está dividida en un 50% y con esos porcentajes emprender un proceso independentista no es factible. Como he mencionado anteriormente la siguiente cita con las urnas será en diciembre, y de ámbito nacional, lo que nos dará una perspectiva más “real” de la situación en Cataluña.