Mas baila en el Born el que podría ser su último baile

“Escribiremos páginas gloriosas de nuestra historia”, son las palabras de Oriol Junqueras tras confirmarse, cuando se llevaba un 78% escrutado, la victoria del sí a la independencia. Un sí que no ha conquistado el 50% de los votos a favor. Junts pel Sí necesita los escaños de la CUP para gobernar, pero la CUP no se los dará si Artur Mas no se cae de la coalición. Pese a ello ha sido Artur Mas quien se ha mostrado eufórico en la plaza del Born de Barcelona,abarrotada y cubierta por las esteladas, hablando eso sí, de respeto para la democracia, de respeto al resultado y de respeto a España y Europa. La carrera política de Mas podría haber terminado, pero a juzgar por su actitud, nadie lo diría. El independentismo catalán afronta una nueva etapa, para empezar ha de reorganizarse si la figura de Mas desaparece. Luego, podríamos estar ante los últimos bailes de Artur, que en el fondo tiene poco que celebrar.  Del pacto con CUP saldrá el próximo presidente de la Generalitat, pero ha habido otros protagonistas en esta noche electoral.

Ciudadanos se consolida, casi ha triplicado su número de diputados, de 9 ha pasado a 25 con la candidatura de Inés Arrimadas y un muy presente en campaña Albert Rivera. Liderarán el bloque por el no. Arrimadas ha estado acompañada por Albert Rivera y arropada por prácticamente medio partido, son, realmente los auténticos vencedores, los únicos que no solo han cumplido, han superado sus espectativas. Arrimadas, en castellano, ha agradecido a los votantes ante gritos de “presidenta, presidenta”. La participación ha sido protagonista en todos los discursos y el de Arrimadas no ha sido una excepción.  “Artur Mas convocó estas elecciones porque decía que la mayoría de los catalanes estaban con él, y la mayoría de los catalanes le hemos dado la espalda” , decía Inés Arrimadas antes de pedirle a Mas la dimisión y unas nuevas elecciones autonómicas.

Tras Arrimadas salía Rivera para hablar de regeneración política: “Hace diez años nació la plataforma que dio lugar a ciudadanos,hoy estamos aquí liderando la alternativa a Artur Mas, vamos a encabezar un cambio político en toda España.” “Quien ha garantizado que España siga unida no es ni el partido que está en el Gobierno, ni el PSOE ni el populismo de Podemos, es Ciudadanos”.

 La otra cara de la moneda, el PP. Un auténtico descalabro, han perdido 8 escaños y se han quedado con 19. En la sede popular de Barcelona se ha llegado  a oír un ‘Barberá’, “vaya hostia”, se oía en los pasillos, y no es para menos. Albiol, completamente solo en Cataluña, desde Génova compareció Casado, ha reconocido la insatisfacción del PP con los resultados obtenidos. Para Albiol, Mas ha fracasado en estas elecciones al haber planteado los comicios como un plebiscito y deslegitima el abrir el proceso independentista solo con los escaños y no los votos. “Artur Mas ha dividido su coalición, y después de este proceso llegan los resultados y se queda con los que tenía hace cinco años, ¿ha merecido la pena esta fractura?” , “espero que a partir de mañana impere el sentido común y las preocupaciones de los catalanes”, decía un cabizbajo Albiol que ha tenido el detalle de felicitar a Ciudadanos por su resultado. ¿Se echará de verdad a la calle, tal como prometió en caso de que ganara el sí? De momento ha reiterado su ofrecimiento de crear una alternativa no independentista.

Otro descalabro de los buenos ha sido el de Podemos, que lejos de sumar a ICV ha restado, perfil bajo en Catalunya Sí que es Pot, poca fiesta, “la responsabilidad de Estado no ha funcionado en esta campaña, no entiendo las risas y las alegrías de algunos ante una situación que deja a Cataluña y a España en un callejón sin salida”, decía Pablo Iglesias desde Madrid. Para Iglesias la decisión de la independencia pertenece a los catalanes y solo con ellos en el Gobierno se podría iniciar un diálogo. Un mensaje para todos, para Artur Mas, que según Pablo Iglesias se ha dejado a media Cataluña fuera y para los no independentistas que se han dejado en sus intervenciones fuera, a la otra media.

El PSOE se ha mantenido, ha descendido 4 escaños y se ha quedado con 16, el candidato socialista, Iceta, ha empezado su discurso dando la enhorabuena a Junts Pel Sí, no sin recordar que han perdido escaños con respecto a la combinación entre Convergencia y Unión. También ha incidido en el hecho de que los votos al independentismo no han llegado al 50%. Enhorabuena envenenada de un Iceta que pese a que no es quien más ha perdido, no ha bailado en esta ocasión ante su electorado. Desde Ferraz, Pedro Sánchez ha felicitado a Iceta por su campaña y ha dicho que ha “levantado la bandera de la concordia” en un momento complicado. Según Sánchez pierden quienes dijeron que “estas elecciones iban a ser un plebiscito”. Sánchez ha pedido a Junts Pel Sí que asuman sus responsabilidades y que asuman las responsabilidades de los últimos cinco años, en alusión a Artur Mas. Para Ferraz hay una fractura en Cataluña, y Junts Pel Sí debe ayudar a coser esa fractura. Les ha pedido que gobiernen para todos los catalanes y no solo para los independentistas. Ha aprovechado para hacer campaña para las generales prometiendo restaurar la unidad de Cataluña desde La Moncloa y prometiendo a los Españoles un clima de convivencia y respeto.

En cualquier caso y pese a los bailes y a euforia de Junts Pel Sí en el Born, el escenario político que se presenta no les va a ser fácil. Realmente no han logrado el objetivo, al no llegar al 50% de los votos.