Pontevedra, territorio libre de corridas de toros

El pleno de la Diputación de Pontevedra ha aprobado, con los votos del PSOE, el BNG y la Marea, una moción en la que se declara a la provincia como un territorio libre de corridas de toros. El diputado de la Marea, Xosé Lois Jácome, fue el encargado de presentar esta iniciativa que persigue la abolición de los espectáculos que impliquen el sufrimiento de los animales.

El debate de este punto estuvo precedido por la intervención de la portavoz de la Asociación Animalista Libera, Patricia Barcala, que dijo estar también representando a los colectivos antitaurinos gallegos, haciéndose eco del “sentir antitaurino en la sociedad gallega y en la pontevedresa”. Así, demandó el cese “de cualquier promoción o soporte público por parte de la Diputación” a las corridas que se programan en la Plaza de Pontevedra.

 

La Diputación de Pontevedra destinó mas de 150.000 euros en promoción de actividades que tienen que ver con los festejos taurinos

Según ha informado la presidenta de la administración provincial, Carmela Silva, entre los años 2009 y 2014 la Diputación destinó 122.786 euros en publicidad de estos festejos, y desde el 2001 a 2013 se subvencionaron con 25.000 euros a distintas peñas taurinas.

El vicepresidente César Mosquera añadió a estos datos que el pasado año la Diputación también se gastó 9.500 euros en la compra de entradas para poder asistir a la lidia en el coso de San Roque.

Mosquera señaló que esta moción era “muy centrada y correcta” y sostuvo que es falso que este tipo de espectáculos subsista en Pontevedra gracias a las ayudas oficiales. Además, el vicepresidente destacó que en el acuerdo de gobierno en la Diputación firmado por el PSOE y el BNG ya se hizo constar que esta institución “no presidirá las corridas de toros y no dará ayudas para este fin”.

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Ángel Moldes, justificó el voto en contra de su partido en una cuestión de “competencias”, al entender que deben pronunciarse sobre este asunto la Xunta y el propio Ayuntamiento de Pontevedra.