Seif Al Islam, representante del Consejo Superior de las tribus libias

Seif al Islam, segundo hijo del coronel Gadafi y heredero político de la dinastía, ha sido nombrado el pasado 14 de septiembre como representante legal de las tribus agrupadas en torno al Consejo Supremo de las tribus libias, según relata ‘Le Mondafrique’.

Este nombramiento que supondría un importante punto de inflexión en la compleja situación política de Libia que se enfrenta el próximo fin de semana a aceptar o rechazar el plan de paz propuesto por el mediador de la ONU, y supone de facto un posicionamiento de poder de este Consejo, que se mantenía en un segundo plano desde la división del país en dos bandos definidos tras las elecciones de 2014 y que culminó con dos gobiernos: uno en Tobruk y otro en Trípoli, pero cuyo poder sigue siendo indiscutible en el país.

Caída, proceso y sentencia a Seif al Islam

Seif al Islam fue capturado en 2011 por una de las milicias próximas al gobierno de Tobruk, las beréberes milicias de Zentan. Apenas hacía un mes, otras poderosas milicias, las de Misrata, habían dado muerte a su padre, el coronel Gadafi. En ese momento, Libia contaba con un solo gobierno, pero tras la ruptura, Seif se convirtió en una importante moneda de cambio.

El grupo de Zentan permitió que fuera juzgado en Trípoli, -capital del gobierno comandado por el Consejo Nacional General – donde fue condenado a muerte junto a otros diez ex altos cargos del último gobierno de Muammar Gadafi. Sus cargos: haber incitado los asesinatos de manifestantes pacíficos y  haber formado escuadrones de muerte para reprimir las protestas registradas en el país en 2011 -los que terminaron con el régimen-, así como delitos de corrupción.

Pero el hijo de Gadafi no se desplazó a la capital libia para ninguna de las sesiones del proceso y sólo participó por circuito cerrado de vídeo en tres de las 24 vistas. No se le ha visto desde junio de 2014 y se desconoce su ubicación actual. A pesar de que estaba prevista su ejecución en unos días en cumplimiento de la sentencia, las últimas informaciones subrayan que goza de libertad de movimientos en la zona controlada por el grupo beréber.

 

El juicio ha sido denunciado por la ONU y otras organizaciones de derechos humanos por falta de garantías de los procesados y sobre el que el gobierno de Tobruk ha mantenido silencio.

 

El Consejo Superior de las tribus libias

Pero los Gadafi, a pesar de su caída, no siempre fueron vistos como enemigos del pueblo. De hecho, el Coronel Gadafi encontró en un primer momento de la revolución que acabó con su régimen refugio en las tribus que mandan en la región de Sirtre. Gadafi fue un presidente que tenía claro que Libia es una ‘no nación’ creada tras el proceso de descolonización formada por tribus y que quería vertebrar el territorio.

Para ello, a lo largo de su gobierno, Muamar Gadafi, con habilidad y a veces con gran dureza, siempre consideró la opinión de las tribus agrupadas en en el Consejo Superior de las tribus libias. Era consciente de ninguna estructura estatal podría permanecer sin su aquiescencia.

El 25 de mayo de 2014, reunidos en la ciudad de El Azizia, el Consejo definió el programa que cualquier gobierno libio debería respetar para contar con su apoyo:

Consejo Superior Tribus Libias

1 – Eliminación del Congreso General de la Nación (el gobierno de Trípoli).

2 – La abolición de todas las leyes aprobadas por esta estructura ilegal, y las tomadas bajo la amenaza de las armas por la agencia gubernamental.

3 – Abolición de todos los acuerdos y compromisos firmados por este gobierno, porque son contrarios a la soberanía del país.

4 – La disolución de las milicias. Admitiendo que atacar a una región o tribu está atacando a todo el país.

5 – Regreso de los exiliados, la creación de un diálogo nacional y la amnistía para aquellos que no tienen la sangre de Libia en sus manos y que no tienen la propiedad o dinero robado.

6 – La liberación de todos los presos y retirar todos los cargos contra ellos.

7 – Sustitución del ejército y la policía y el control fronterizo.

8 – Registros de actualización de identidad para certificar la ciudadanía de cualquier persona que dice la legislación libia.

9 – Tratamiento de identidad para todas las víctimas de la guerra.

10 – Resolución dictada a los oficiales militares y policiales que se han desviado de su misión, para volver a sus funciones, para recoger las armas y las milicias para garantizar la protección de las áreas tribales y las fronteras.

11 – Iniciar hacer un llamamiento a todas las organizaciones internacionales para ayudar y proteger a la salvaguardia Nacional libio.

12 – Las tribus aseguran que van a satisfacer los intereses de los individuos y las naciones de todo el territorio libio.

13 – Las tribus rechazan cualquier reunión o la actuación del Gobierno en virtud de cualquier bandera que no tendría en cuenta la integridad territorial y el hecho de que la nación es la primera tribu de nuestro país.

14 – El Consejo Supremo da la bienvenida cualquier tribu, región o institución civil que participen en la reconstrucción nacional.

15 – El Consejo, en una fase de transición, está listo para asumir el poder hasta que el país con una constitución, pueda votar para elegir un Parlamento y un presidente.

Ese mismo Consejo, habría nombrado ahora a Seif Al Islam como su representante.

3 comentarios