La semana, en 140 segundos

La semana en 140 segundos

Esta semana la actualidad ha estado cargada de noticias de muy diversa índole. La campaña electoral para las elecciones catalanes  ha sido protagonista pero también otros asuntos como la detención de la cúpula de ETA, la cumbre de líderes europeos para aliviar la situación de refugiados, la visita del Papa a EE.UU, y la crisis de Volkswagen.

Las elecciones catalanas nos han dejado una de las campañas más esperpénticas de las que algunos somos capaces de recordar. El presidente del Gobierno se ha metido en un par de charcos al no ser capaz de contestar qué ocurrirá con la nacionalidad de los catalanes si se inicia el proceso de independencia. También, ha sido una de las imágenes más destacadas el pregón de las fiestas de La Mercè en Barcelona y la guerra de banderas en el balcón del palacio de la Generalitat. Haya sido como haya sido los catalanes están llamados a las urnas y el domingo no termina el debate soberanista, afronta una nueva etapa.

Como otra etapa afronta España al caer en Francia la cúpula de ETA. La operación llamada Pardines en alusión a la primera víctima de ETA, deja a la organización prácticamente extinguida, punto para Interior en año electoral.

Esta semana los líderes de Europa se han reunido en varias ocasiones para tratar de mejorar la situación de los refugiados y facilitar la colaboración de los países fronterizos y receptores. La comisión europea aprobó un nuevo texto en el que se establecen nuevas cifras de reparto de refugiados con el voto en contra de cuatro países. Eslovaquia, Hungría, Rumanía y República Checa votaron en contra de un acuerdo que establece la acogida de 120.000 refugiados procedentes de los países con mayor afluencia en dos tandas, una primera de 66.000 y otra posterior de 54.000. Hungría al votar en contra, pasó de país beneficiario  receptor lo que ha hecho que la cuota por país baje, aunque en teoría, este nuevo acuerdo habla de cifras voluntarias.

Y en medio de esta crisis, el Papa Francisco ha hecho historia al hablar en el congreso de los Estados Unidos. El propio Francisco se puso como ejemplo de hijo de inmigrates y pidió humanidad y oportunidades para todos, pero lo más destacado fue su alegato contra la pena de muerte, pidió su abolición y dijo que había que proteger la vida humana en todas las etapas de su desarrollo.

Esta semana la compañía de origen alemán Volkswagen veía caer a su presidente en EE.UU al tener que dimitir por haber vendido 11 millones de coches con el software de emisiones trucado. Seat, que pertenece al grupo Volkswagen ha reconocido haber montado 500.000 de estos motores en su fábrica de Martorell. Este escándalo todavía va a traer cola, la empresa cotiza en las bolsas de medio mundo.