España destinará 3,5 millones de euros más para los refugiados

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que España destinará una partida adicional de 3,5 millones de euros para ayudar a los refugiados a través del Alto Comisionado de Apoyo a los Refugiados de la ONU (ACNUR), el Programa Mundial de Alimentos (PAM) y otras agencias después de que los líderes europeos hayan acordado incrementar el apoyo para ambas organizaciones a «al menos 1.000 millones de euros».

«España se ha comprometido en poner 3,5 millones más que los que habíamos puesto en los presupuestos generales del Estado», ha anunciado en declaraciones a la prensa a su salida de la cumbre europea centrada en la crisis de refugiados el jefe del Ejecutivo español, que ha precisado que la ayuda total español se eleva a alrededor de siete millones.

Además de incrementar la ayuda para ACNUR y el Banco Mundial de Alimentos, Rajoy ha asegurado que «también» habrá más medios para la agencia europea de control de las fronteras externas (Frontex) aunque no ha entrado en detalles, recordando que estos asuntos volverán a tratarse en la cumbre europea de octubre.

«Se va a reforzar el tema del control de las fronteras, pero al mismo tiempo se va a reforzar la ayuda a estos países, que creo que es la posición más inteligente y la forma de resolver el problema, aunque lleve su tiempo de verdad», ha explicado Rajoy, que ha incidido en que «la única solución es ayudar a estos países» para que la gente «pueda llevar una vida digna y no tenga que arriesgar su vida y morir, como hemos visto tantas veces, porque en su país no pueden vivir».

Además de destacar el compromiso para ayudar más Jordania y Líbano, Rajoy también ha subrayado el compromiso de reforzar la cooperación con Turquía y los países de África en la gestión de la inmigración, subrayando la importancia de la cumbre que acogerá Malta en noviembre entre la UE y la Unión Africana para abordar los «temas de inmigración económica».

«Al final tras mucho debate y tras mucho tiempo pidiéndolo, la Unión Europea va a hacer un programa de cooperación con estos países porque, realmente, la única forma de que la gente deje de abandonar sus países, se arriesgue a perder la vida y sea manipulada por las mafia es si logramos elevar el nivel de vida y que la gente pueda vivir en su país», ha insistido Rajoy, que ha dicho estar «muy contento» al respecto.

Resolver el problema en origen

Rajoy ha rechazado que la UE busque impedir la entrada de refugiados en Europa sino «ayudar a la gente» para que no tenga que venir a Europa y «resolver el problema en origen».

«Si Siria fuera una democracia normal y no hubiera una guerra es evidente que a la gente le gusta estar en su país. La gente cuando sale de su país es porque hay una guerra, está perseguida políticamente o  lisa y llanamente porque no puede vivir», ha zanjado.

Eso sí, Rajoy ha respaldado la idea propuesta por la Comisión Europea de crear un cuerpo europeo de fronteras y guardacostas,  algo que ha considerado «muy importante» dado que hay países «más pequeños» y con «menos recursos» y «tienen más dificultades» para controlar su frontera, aunque los líderes no han debatido esta cuestión.

«Nosotros sí lo apoyaríamos», ha asegurado Rajoy, que ha recordado con todo que «hasta ahora España ha podido hacerlo en solitario con sus propios medios». «Todo lo que sea el hacer políticas europeas estoy muy a favor», ha recalcado, insistiendo en que «tendría que ser una operación de medio y largo plazo».

Entiende a los que no querían cuotas

Rajoy ha aclarado que los líderes no han vuelto a discutir las cuotas de reparto de 120.000 refugiados acordado por «una mayoría muy amplia» de ministros del Interior el lunes, aunque rechazaron «cuatro países» del Este de Europa –Hungría, República Checa, Eslovaquia y Rumanía– y ha recalcado que aunque España apoyó su cupo «hay que entender» a los demás porque es un asunto «difícil», «muy complejo» y que «mueve a las opiniones públicas».

«Una de las señas de identidad de Europa es el derecho de asilo, el respeto a los derechos de la gente y a sus libertades y cuando una persona está perseguida en su país, o hay una guerra lo lógico es el recogerla», ha defendido el jefe del Ejecutivo español, que ha insistido en que los líderes han dado hoy «un paso hacia adelante». «Los problemas al final se soluciona yendo al fondo del asunto y no pretender solucionarlos cuando ya tiene muy mala solución», ha apostillado.

Preguntado por los expedientes sancionadores que el Ejecutivo comunitario ha abierto contra España y otros 18 países por no aplicar las normas de asilo europeas, Rajoy ha minimizado su importancia porque se han abierto expediente a «la inmensa mayoría» de países, incluidos a Alemania, Francia, Italia y España. «Ya resulta extraño», ha ironizado. «No me parece un tema de fondo ni que tenga calado», ha zanjado.