Al día, en 140 segundos

Al día, en 140 segundos

El Papa Francisco no es un Papa al uso, desde su elección en 2012 lo ha dejado muy claro con sus declaraciones, que en ocasiones han desatado polémicas incluso dentro de la iglesia católica y su cercanía. Desde que es Obispo de Roma se ha propuesto hacer historia y de nuevo lo ha conseguido convirtiéndose en el primer pontífice que da un discurso en el Congreso de los EE.UU.

Con un enorme despliegue de seguridad y una multitud de fieles esperándole en la explanada del Capitolio, Jorge Bergoglio ha llegado al congreso de los EE.UU donde ha sido recibido en primer lugar por el presidente de la cámara baja en su despacho, John Bohener, en compañía de su cortejo.

Después, ya en hemiciclo, ha llegado precedido de toda la pompa que los estadounidenses saben dar a actos de este tipo. En primer lugar han entrado los jueces miembros de la corte suprema, después John Bohener y Joe Biden y justo antes que el Papa, el gabinete del presidente con John Kerry a la cabeza.

El papa Francisco ha comenzado su intervención tocando la fibra, utilizando la última frase del himno de los EE.UU en su discurso, la que habla de la tierra de los libres y el hogar de los valientes. Toda su intervención ha estado marcado por la palabra solidaridad para con los más vulnerables, se ha dirigido no solo a los presentes, también al conjunto de los estadounidenses y en especial los ancianos, los jóvenes, y a quienes hacen un esfuerzo cada día para cuidar de los más desfavorecidos.

Lo más destacado del discurso de Bergoglio  han sido unas declaraciones sobre la vida. Ha afirmado que se debe proteger la vida humana en todas las etapas de su desarrollo, algo que ha arrancado los aplausos de los presentes, en lo que se podría interpretar como una alusión al aborto,  para pedir después la abolición de la pena de muerte.

Ha mencionado cuatro a grandes personalidades del país, cuatro figuras que para él han inspirado a las personas a soñar. Ha hablado de Abraham Lincoln, que ha identificado con la libertad, Martin Luther King del que ha destacado su lucha contra la exclusión, Dorothy Day como representante de la batalla por la justicia social y Thomas Merton como estandarte del diálogo y la apertura a Dios. Y quizá, como mensaje al mundo pero también a Donald Trump ha hablado de la inmigración, se ha puesto como ejemplo de hijo de inmigrantes y ha hablado de humanidad y oportunidades para todos.  Ha comparado el papel de la política con el de Moisés, en cuanto al desempeño de la labor de mantener la conciencia y la unidad.

El Papa ha empezado su jornada canonizando a Fray Junípero Serra en la explanada del Capitolio y  ha anunciado que finalizará su viaje en Filadelfia pero antes de marcharse de Washington visitará la iglesia de San Patricio.