Las víctimas de la talidomida no cobrarán indemnización

El Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha confirmado que los afectados por la talidomida no serán indemnizados. El alto tribunal ha rechazado el recurso interpuesto por la Asociación de Víctimas en España (AVITE), por ocho votos frente a uno.

El alto tribunal había iniciado a las diez y media su deliberación sobre el recurso presentado por la asociación, que reclama indemnizaciones a la farmacéutica alemana Grünenthal. La Audiencia Provincial de Madrid absolvió en 2014 al laboratorio y anuló las compensaciones económicas que había fijado el juzgado de primera instancia.

Pese a que la asociación contaba con el apoyo de la Fiscalía en su recurso, el alto tribunal confirma la interpretación de la Audiencia Provincial de Madrid de considera que la acción de reclamación estaba prescrita por haber transcurrido con creces, incluso en la hipótesis más favorable para los afectados, el plazo de un año establecido en la ley para el ejercicio de este tipo de acciones.

El Supremo deja a salvo no obstante la posibilidad de futuras reclamaciones civiles fundadas en la aparición de daños no conocidos o en la agravación de los actuales.

En países como Alemania, Japón o Australia, el laboratorio ha pagado indemnizaciones millonarias a miles de afectados, pero no en España, donde incluso durante 30 años se negó que el fármaco se hubiese vendido.

En 2010, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero promulgó por primera vez un Real Decreto para reconocer a los afectados, aunque los peritajes médicos encargados al Instituto de Salud Carlos III sólo reconocieron indemnizaciones a 24 personas, aunque la plataforma de afectados calcula que en España puede haber unos 200 afectados.