“Vuelvo en cinco minutos, he salido a pedir la mano de Rosaura”

Este cartel colocado en una librería sevillana para indicar a sus clientes que momentáneamente ha tenido que cerrar sus puertas al público ha tardado poco en hacerse viral en las redes sociales. Ingenioso, en lugar del socorrido y escueto “Ahora vuelvo” su autora ha optado por hacerse eco de un microrrelato de Mª José Barrios transcrito a mano en un folio amarillo por Marta González, dueña de la librería Casa Tomada, situada en la Puerta Osario de Sevilla.

Estimados clientes,
He salido un momento a pedir la mano de Rosaura, la hija del sastre. Llevo demasiado tiempo solo.
Si acepta, huiremos juntos de la ciudad, nos casaremos en la primera iglesia que encontremos en el camino, y tendremos dos hijos. Al mayor lo llamaremos Anselmo, por mi abuelo.
De lo contrario, volveré en cinco minutos.
Disculpen las molestias.