29 detenidos en la frontera entre Hungría y Serbia

Las fuerzas de seguridad húngaras han detenido a 29 personas, incluido un «terrorista», por los enfrentamientos que se han producido en la frontera con Serbia, en el contexto de la crisis migratoria.

Gyorgy Bakoni, un asesor de seguridad del primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha contado a la televisión estatal M1 que los 29 son inmigrantes y que entre ellos hay «un terrorista identificado», sin dar más detalles.

Una veintena de policías húngaros y dos niños han resultado heridos  en la frontera con Serbia después de que un grupo de refugiados intentase entrar a la fuerza en Hungría.

Las autoridades serbias han denunciado el uso de un cañón de agua y gases lacrimógenos por parte de Hungría y ha enviado más policías a la línea limítrofe para «evitar más ataques».

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se ha mostrado «extremadamente preocupado» por esta violencia y ha urgido a Hungría a cumplir sus «obligaciones legales y morales» y permitir un «acceso sin obstáculos» a los refugiados.