Las potencias europeas ofrecen barcos para luchar contra las mafias del Mediterráneo

Alemania ofrecerá dos barcos y Francia y Reino Unido un buque cada uno para actuar contra las mafias en el marco de la segunda fase de la operación de la Unión Europea, bautizada EUNAVFOR Med, que permitirá detener a traficantes en aguas internacionales del Mediterráneo e incautar, desviar o destruir sus embarcaciones para que no puedan volver a utilizarse, según han confirmado fuentes diplomáticas.

“Alemania aportará dos barcos y personal militar”, han confirmado estas mismas fuentes.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, ya avanzó que Francia aportará “una fragata para la nueva fase” de la operación de la UE contra las mafias en el Mediterráneo a través de su cuenta de Twitter.

Su homólogo británico, Michael Fallon, también ha anunciado que Reino Unido aportará un buque para la nueva fase de la operación y ha dejado claro que el ‘HMS Richmond’ está listo para desplegarse en cuanto la UE dé luz verde a la nueva fase de la operación.

España “probablemente” también aportará un buque para la operación, a la que ya ha comprometido el envío de un avión de patrulla marítima para continuar las tareas de recogida de Inteligencia en las que se ha centrado hasta ahora la operación, para conocer el modus operandi de estas redes.

El comandante de la operación, vicealmirante italiano Enrico Credendino, ha solicitado siete barcos para la nueva fase de la operación, en la que será clave contar con fuerzas especializadas que puedan realizar operaciones de abordaje no amistoso y fuerzas de tiro de élite para poder atrapar y detener a los traficantes y neutralizar, desechar o incluso destruir sus barcos.

Los Veintiocho celebran una conferencia de generación de fuerzas para tratar de recabar las contribuciones necesarias para la nueva fase de la operación.

Los ministros de Defensa y de Exteriores de los Veintiocho dieron a principios de septiembre el visto bueno político a ampliar la misión para poder actuar contra  los traficantes y sus activos en aguas internacionales, algo que no requiere la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, aunque la decisión formal todavía está pendiente de tomar.

Se espera que el Comité Político y de Seguridad de la UE, que reúne a los embajadores de los Veintiocho encargados de seguir las misiones, decidirán el lanzamiento de la segunda fase de la operación una vez se recaben las contribuciones necesarias y se acuerden las normas de enfrentamiento.

Italia se encargará de juzgar a los traficantes de inmigrantes detenidos en el marco de la operación de la Unión Europea, lanzada en junio para combatir a las mafias en el Mediterráneo, y que se ampliará a finales de mes o principios de octubre a las aguas internacionales, según fuentes europeas y militares.

Visto bueno del país del barco

La misión deberá recibir el visto bueno del país donde está registrado el barco sospechoso para poder realizar el abordaje según estipula la Convención de la ONU de la Ley del Mar y siempre primará minimizar el riesgo para los inmigrantes a bordo.

La operación, que alcanzó su plena capacidad operativa el pasado 27 de julio, se ha centrado hasta ahora en recoger Inteligencia sobre las redes de traficantes y su modelo de negocio y ha participado en diez operaciones de búsqueda y rescate de inmigrantes que han contribuido a salvar unas 1.500 vidas.

La misión, que ha contado hasta ahora con cuatro buques que aportan Italia –que tiene el mando de la operación–, dos Alemania y otro Reino Unido, así como cinco aviones y helicópteros –Francia y Luxemburgo aportan un avión cada uno, mientras que Italia aporta dos helicópteros y otro Reino Unido– podría haber actuado ya una veintena de veces contra traficantes en las últimas semanas si la fase dos ya estuviera activada.

La operación necesitaría contar con el respaldo de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y el consentimiento de las autoridades libias para poder ir contra las mafias y sus activos en aguas territoriales libias y tomar “todas las medidas necesarias” contra ellos, sin excluir incursiones en la costa libia.