Pimentel, “extrañado” y convencido de su “absoluta inocencia”

Manuel Pimentel se ha mostrado  “muy sorprendido” por la petición de la Fiscalía Anticorrupción de que sea imputado en el caso de los ERE de Andalucía. La Fiscalía lo relaciona por las ayudas de la Junta de Andalucía a Graficromo S.S. y Taller de Libros S.L.

El ex ministro de Trabajo con Aznar, Manuel Pimentel, ha manifestado que ya fueron “en un momento dado” tanto los trabajadores como él a declarar “llamados como testigos”, por lo que no se explica esta petición de imputación. De cualquier forma, ha mostrado su confianza en la justicia y su deseo de que sea sobreseída la pieza. “En su caso, ha dicho, demostraremos nuestra inocencia plena”, a pesar de la “preocupación y disgusto” que se han llevado al enterarse del proceso.

Pimentel ha detallado que fue presidente del consejo de administración de Taller de Libros, mientras que con la otra empresa no tiene “ninguna relación”. En esta línea, ha recordado que la citada empresa fue a concurso de acreedores porque tuvo “problemas” económicos.

Así las cosas, “en un momento dado” los trabajadores se enteraron de la existencia de “una ayuda legal de renta” que otorgaba la Junta de Andalucía y la solicitaron. La administración andaluza se la concedió y procedió a hacer “un ingreso a los trabajadores”. En ningún caso, ha subrayado, “a la empresa o a la dirección de la misma”.

Por último, ha asegurado que el proceso es “muy extraño” porque de ser testigos han pasado “de repente” a ser imputados, aunque ha preferido no seguir haciendo “ninguna suposición” al respecto. Eso sí, ha reiterado la “confianza total y absoluta en la justicia, y a todos los efectos” su “inocencia”.