El mulá Omar murió por causas naturales, según ha afirmado su hijo

El mulá Omar, líder de los talibán afganos, murió por causas naturales en Afganistán, según ha asegurado su hijo mayor para atajar los rumores sobre las misteriosa circunstancias de su muerte. El hijo de Omar, el mulá Mohammad Yaqoob realiza esta afirmación en una grabación de audio en la que hace un llamamiento a la unidad de los talibán.

“Quería aseguraros que murió de muerte natural. Llevaba un tiempo enfermo, pero su estado empeoró. Preguntamos a los médicos y parece que tenía HCV”, hepatitis C, ha explicado Yaqoob en la grabación, difundida en la noche del domingo y autentificada por fuentes talibán.

“Seguía en Afganistán incluso tras la invasión de Afganistán por la coalición liderada por Estados Unidos”, ha asegurado Yaqoob. En la grabación, la primera de Yaqoob, ha rechazado además que Omar nombrara a un sucesor antes de su muerte. “No nombró a nadie como sucesor”, ha apuntado.

En cuanto a sus posibles aspiraciones, Yaqoob ha sido meridiano. “Si vuelve la unidad con mi muerte, estoy dispuesto a suicidarme. Estamos preparados para cualquier orden que nos dé el Consejo. Estamos dispuestos a trabajar a cualquier nivel”, ha afirmado.

Los talibán confirmaron en julio oficialmente que Omar llevaba muerto más de dos años después de que los servicios secretos afganos filtraran la noticia. Al día siguiente eligieron al ‘número dos’ de los talibán como líder del grupo, el mulá Mansur.

Muchos de los comandantes talibán y también la familia del mulá Omar expresaron su malestar con este nombramiento, ya que lo consideran demasiado cercano a Pakistán. Además, cuestionan el hecho de que Mansur ocultara durante dos años la muerte de Omar, defendido para fomentar la cohesión de los talibán.