Máximo histórico de inversores extranjeros en la Bolsa española

Los inversores extranjeros poseen una participación del 43% en la Bolsa española, lo que supone su nivel máximo histórico, según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME) a cierre de 2014. Esta cuota supone casi 13 puntos más a la registrada en 1992.

Los inversores no residentes se mantienen así como los principales propietarios de acciones españolas cotizadas y su participación es cinco puntos porcentuales superior a la media de la UE, por encima de países como Alemania (38%) y Francia (42%).

“Es una expresión numérica clara del fuerte grado de apertura al exterior del mercado bursátil español y de las empresas españolas cotizadas”, ha valorado BME en la última edición de la Revista de la Bolsa.

La participación de los inversores extranjeros en la Bolsa española se articula desde porcentajes de control o minoritarios a través de empresas hasta inversiones en las denominadas inversiones institucionales, es decir fondos de inversión, fondos de pensiones y aseguradoras.

Por su parte, las familias cuentan con el 26,2% de la Bolsa española, un ligero repunte respecto a 2013, pero el mayor porcentaje de los últimos 12 años y más del doble que en el conjunto de la UE.