Imputadas 57 personas por distribuir productos falsificados

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han imputado a un total de 57 personas pertenecientes a una organización dedicada a la distribución de productos falsificados en Baleares, una operación en la que han sido intervenidos hasta 14.738 artículos, valorados en más de 2,6 millones de euros, y 19.721 objetos peligrosos para el consumo.

Las imputaciones han tenido lugar en el marco de la ‘Operación Bonsai’ y a los implicados se les atribuye la presunta comisión de delitos contra la propiedad industrial.

Entre los productos considerados peligrosos, hay 1.279 punteros láser de gran potencia, susceptibles de ser empleados para crear interferencias en la navegación aérea. Los artículos han sido intervenidos en locales y almacenes regentados por ciudadanos de origen chino, pakistaní y senegalés.

Entre los artículos intervenidos se encuentran además piezas de joyería de marca, complementos deportivos de marcas, camisetas, gorras, gafas de sol y material de electrónica y telefonía móvil.

En el marco de estas pesquisas, en Palma se procedió al registro de cinco comercios y dos almacenes; en Alcúdia se han registrado seis locales ubicados en el puerto; en Magalluf (Calvià), un local comercial y otro en Sant Antoni de Portmany (Ibiza).

El desarrollo de la operación se enmarca dentro del plan permanente de actuación que la Guardia Civil y la Agencia Tributaria mantienen activo para combatir los tráficos ilícitos, así como proteger al comercio y defender al consumidor. La operación ha sido llevada a cabo por la Guardia Civil y por la dependencia Regional de Aduanas de la Agencia Tributaria en Baleares.

Asimismo, han participado inspectores de Consumo y Trabajo del Govern así como las policías locales de Calvià y Sant Antoni de Portmany.