Leopoldo López se enfrenta al último paso de su proceso judicial

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López ha sido trasladado desde la prisión militar de Ramo Verde hasta el Palacio de Justicia de Caracas, donde tendrá lugar la última audiencia del juicio contra él, en la cual se podría dictar ya sentencia por su presunta responsabilidad en incidentes violentos.

López y tres estudiantes están acusados por una serie de hechos ocurridos durante las manifestaciones opositoras de febrero de 2014. Inicialmente, la última vista estaba prevista para el viernes de la semana pasada, pero a las 23.00 horas se decidió su aplazamiento seis días.

«Hoy esperamos, junto al amor de nuestros hijos, la libertad. Pronto estaremos todos juntos en casa», ha afirmado la mujer de López, en un mensaje en Twitter que ha acompañado de una pancarta. «Leopoldo libre», ha reclamado, tal como ha venido haciendo desde que su marido se entregó el 18 de febrero de 2014.

Tintori también ha denunciado en una entrevista con la filial en español de la CNN la violación «contundente» de los Derechos Humanos que habría venido sufriendo su marido en este último año y medio. Sin embargo, confía en poder dejar atrás unos «momentos difíciles».

«Nuestro objetivo es abrazarlo muy fuerte», ha añadido la activista, que ha dicho que tanto ella como sus hijos pueden estar «orgullosos» de la lucha del dirigente de Voluntad Popular.