De Guindos asegura un crecimiento de PIB en el tercer trimestre

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado este lunes que el PIB del tercer trimestre será «muy similar» al de los trimestres precedentes, cuando la economía española creció un 0,9% en el primero y un 1% en el segundo, por lo que descartó que España vaya a sufrir una desaceleración económica durante el segundo semestre.

De Guindos, que participó en un coloquio sobre infraestructuras con el ministro de Finanzas de Brasil, Joaquim Levy, organizado por el diario ‘El País’, indicó que en el tercer trimestre, la evolución de indicadores cuantitativos, como el comercio al por menor o la venta de vehículos está siendo positiva, así como el PMI de servicios, que «se ajusta mucho al PIB español» y está en máximos.

Sí admitió que se está produciendo una «cierta desaceleración» en los datos de empleo y de afiliación a la Seguridad Social, pero indicó que se produce desde «niveles muy elevados», con crecimientos por encima del 3%. En este sentido, se mostró confiado en que la próxima Encuesta de Población Activa (EPA) será «buena» y en que el mercado laboral se seguirá recuperando «a un ritmo cada vez mayor».

Por todo ello, volvió a reiterar que el tercer trimestre no lo ve «muy diferente» a los trimestres anteriores, por lo que registrará un crecimiento «muy similar» al del primer semestre, cuando el PIB creció próximo al 4% en tasa interanual anualizada.

En cuanto al contexto internacional, De Guindos reconoció que la posibilidad de que la Reserva Federal suba los tipos de interés está creando «cierta incertidumbre», pero afirmó que no cree que vaya a tener un impacto relevante en la economía española, como tampoco la desaceleración de la economía china.

Al respecto, señaló que la exposición de España a China es reducida en términos de exportaciones, ya que no alcanzan el 2% del total, pero sí admitió un «efecto dominó» en otras economías emergentes, lo que sí podría afectar a las exportaciones españolas fuera de la zona euro, ahora que están creciendo.

Por el contrario, el ministro destacó que un «viento de cola» para la economía española es la evolución de las materias primas, dado que la caída del precio del petróleo supondrá un ahorro por encima de los 10.000 millones de euros (el 1% del PIB), lo que permitirá que la balanza por cuenta corriente cierre este año con un superávit cercano al 2% y un ahorro de costes tanto para las familias como para las empresas.

Por último, de cara a las elecciones generales del próximo mes de diciembre, De Guindos afirmó que la estabilidad política es un «valor» que España ha sabido potenciar en momentos difíciles y que le ha permitido llevar a cabo importantes reformas, y se mostró seguro de que se mantendrá en los próximos meses porque los españoles sabrán valorarlo.