La explosión de la Pirotécnica Zaragozana viste de luto a Casetas

Cuatro de las seis víctimas mortales de la explosión producida en la Pirotécnia Zaragozana eran vecinas de Casetas, según han informado la propia alcaldía y tres eran ellas eran un matrimonio y su cuñada.

Asimismo,  otro de los fallecidos estaba casado con una mujer que resultó herida grave en la explosión. También un familiar de esta última esta ingresada en el hospital con pronóstico grave. También existen lazos familiares entre otros de los ingresados por la explosión, un joven de 25 años y su padre que tuvo que ser atendido por quemaduras.

El funeral por las víctimas mortales, previsto para el miércoles, ha sido pospuesto para próximas fechas. Casetas es una localidad próxima a Garrapinillos, en cuyo término municipal estaba ubicada la Pirotécnica Zaragozana, y tiene una población de ronda las 7.000 personas.

La zona de la explosión todavía no está totalmente fuera de peligro

Mientras, los servicios de emergencia continúan trabajando en el lugar de los hechos intentando crear un perímetro de seguridad que permita retirar todos los explosivos almacenados en las casetas próximas al lugar donde se produjo la deflagración.

Del mismo modo, siguen rastreando la zona por si aparecieran nuevos restos mortales.

A las  12.00 del mediodía del martes se ha celebrado un minuto de silencio en una concentración en la alcaldía de Casetas y en otros lugares de Zaragoza.