Se atrinchera armado en su bar por una disputa con la comunidad de vecinos

Se atrincheró armado con una escopeta y dos bombonas de butanto en una cafetería de Torre del Mar, en Vélez-Málaga y amenazaba con hacerla volar por los aires. Tras casi cinco horas de negociación depuso su actitud y se entregó a la Policía.

Al parecer, Gustavo Sánchez, de 37 años de edad, regentaba la cafetería donde se produjeron los hechos y mantenía un conflicto con la comunidad de propietarios del edificio. En conversaciones con el negociador de la Policía, Sánchez relató que la comunidad pretende que cierre el local, que su familia regenta desde 1975, y que ya le obligaron a quitar la terraza de manera ilegal hace dos años.

policía nacional

 

Aseguraba estar armado con una escopeta y amenazaba con suicidarse

Del mismo modo, aseguraba a la Policía que estaba armado con una escopeta y estaba dispuesto hacer volar el local haciendo explosionar dos bombonas de butano. El 112 recibió sobre las 11.15 horas la llamada de un familiar de este hombre alertando de que se había encerrado en el interior de una cafetería con un arma de fuego y que amenazaba con quitarse la vida.

Acordonada la zona con un amplio despliegue policial y tras cinco horas de tensión, Sánchez se entregó voluntariamente a la Policía.