El PSOE pide la ampliación del permiso de paternidad para 2016

El PSOE ha presentado en sus enmiendas al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 que se ponga en marcha la ampliación a un mes del permiso de paternidad. Se trata de una promesa que hizo el expresidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero en la Ley de Igualdad de 2007 y que viene retrasándose desde 2010, según han argumentado ambos ejecutivos, por la coyuntura económica.

En las cuentas presentadas por el PP para 2016 esta ampliación se ha retrasado hasta 2017. En concreto, el Ejecutivo ha previsto esta ampliación en una de las disposiciones del proyecto de ley de Presupuestos, tal y como ya se hizo en 2013, 2014 y 2015, a pesar de que tras ganar las elecciones en 2012 el Gobierno del PP se comprometiera a poner en marcha esta ‘promesa socialista’ para el 1 de enero de 2013.

El texto legal del PP recoge una modificación de la Ley de 2009 de ampliación de duración del permiso de paternidad en casos de nacimiento, adopción o acogida, para transformar su redacción y cambiar la fecha de puesta en marcha del 1 de enero de 2016 al 1 de enero de 2017.

Por su parte, la enmienda socialista propone la supresión de este artículo de modificación, que retrasa un año la entrada en vigor, por lo que los socialistas piden la puesta en marcha del permiso de paternidad de un mes a partir de 2016.

Según argumenta el PSOE, la ampliación del permiso de paternidad no puede continuar posponiéndose, pues a su juicio, esta situación afecta a las expectativas de conciliación de la vida familiar y laboral de los padres trabajadores y, además, constituye una «discriminación indirecta para las mujeres».

«Las mujeres son las que padecen las reticencias de un mercado de trabajo hacia las responsabilidades derivadas del nacimiento de los hijos, que recaen exclusivamente en ellas, en un momento en el que la regulación de las condiciones laborales no sólo impiden la conciliación, sino que expulsa a las mujeres del ámbito laboral», añade.

A su juicio, todo ello, debido a la legislación emprendida por el Gobierno del Partido Popular desde su reforma laboral y terminando con la nueva regulación del contrato a tiempo parcial, y en un momento en el que los poderes públicos «deberían estar adoptando medidas de corresponsabilidad, pues los beneficios de la maternidad repercuten en toda la sociedad».