Detienen a 28 integrantes de cuatro organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas

La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Burrito’, ha detenido a los 28 integrantes de cuatro redes dedicadas a la distribución de sustancias estupefacientes en Navarra, País Vasco, La Rioja y Aragón. Se les imputa los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

Durante la investigación, se han llevado a cabo 15 registros en las localidades navarras de Murchante, Tudela, Valtierra, Arbizu, Lodosa, Mendavia y en la vizcaína de Sestao, en los que se han intervenido cerca de cinco kilogramos de speed, 2,5 de marihuana y, diversas cantidades de cocaína, hachís, cristal y heroína, así como útiles para la manipulación, preparación y distribución de estupefacientes, ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Los agentes han constatado que parte de esta droga iba a ser distribuida en las fiestas veraniegas de pequeñas localidades de Navarra, País Vasco, La Rioja y Aragón, han indicado las mismas fuentes.

Asimismo, se ha intervenido tres subfusiles, dos escopetas, un rifle, una ballesta, un arco, dos pistolas, cartuchos de munición, seis machetes, diversas armas blancas, cuatro vehículos a motor, 53 teléfonos móviles, varios dispositivos eléctricos y 36.500 euros en efectivo, entre otras cosas.

La operación se inició tras tener conocimiento de la existencia de un grupo organizado encargado de distribuir y vender sustancias estupefacientes en la Comunidad Foral de Navarra especializado en el tráfico de speed en la zona de la ribera navarra.

Tras las primeras investigaciones, los agentes pudieron comprobar la existencia de un entramado criminal compuesto por cuatro organizaciones diferentes relacionadas entre sí dedicadas a la distribución de droga en Navarra, País Vasco, La Rioja y Aragón.

Por ello, se estableció un dispositivo de seguimiento y control sobre estas personas, dando como resultado la detención de todos los integrantes de las cuatro organizaciones.

CUEVAS DE VALTIERRA COMO ALMACÉN

La Guardia Civil ha explicado que una de las organizaciones asentada en Navarra “destacaba por su alto nivel de profesionalización en la ocultación de sus actividades” ya que utilizaban lugares emblemáticos e históricos como las Cuevas de Valtierra (Navarra) para almacenar las sustancias estupefacientes y las ganancias obtenidas con la venta de las mismas.

Asimismo, ha subrayado la elevada protección con la que custodiaban y aseguraban el acceso a las mismas mediante el empleo de elementos activos y pasivos de protección, como cámaras de seguridad y puertas blindadas.

Durante el transcurso de la investigación, los agentes comprobaron “las grandes medidas de seguridad” que empleaban principalmente los cabecillas de las organizaciones, como sistemas de contravigilancia, con el fin de dificultar la labor de investigación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Aunque cada organización funcionaba de manera independiente, mantenían contacto entre sí para realizar negocios conjuntos.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 2 de los de Estella (Navarra), que ha decretado el ingreso en prisión de los cabecillas de cada una de las organizaciones.

En la operación han participado agentes de la Guardia Civil pertenecientes a diversas unidades y especialidades de Navarra, País Vasco, La Rioja y Aragón.