Rajoy arremete contra Tsipras y aplaza a septiembre la tarjeta sanitaria para los sin papeles

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, espera que Grecia cumpla sus compromisos con la Unión Europea “salga como salga” el resultado de las elecciones, “se gobierne bien” y “se empiece a crecer y a crear empleo”.

“Que es lo que algunos países, que hemos intentado ser serios con las políticas que hemos llevado a cabo, por fortuna, estamos haciendo ahora”, ha sentenciado Rajoy en su visita al Ayuntamiento lucense de Portomarín, justo antes de hacer hincapié en que “la demagogia sobra siempre en cualquier faceta de la vida”. Rajoy ha defendido que “lo que tiene que hacer un gobernante es estar también para los momentos difíciles y no echarle la culpa a los demás”.

Rajoy y la tarjeta sanitaria de los emigrantes

Por otra parte, Rajoy,ha asegurado este sábado en Portomarín (Lugo) que “no hay ninguna confusión” entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid, presidida por la popular Cristina Cifuentes, en lo relativo a la atención sanitaria a inmigrantes sin papeles.

En concreto, el titular del Ejecutivo español se ha pronunciado de este modo después de que la presidenta de la Comunidad madrileña anunciara que en los próximos meses se creará un documento específico para que los inmigrantes sin papeles puedan recibir atención primaria y especializada, además de la atención en servicios de Urgencias que reciben actualmente. Con todo, Cifuentes se ha opuesto a devolver la tarjeta sanitaria porque tiene “connotaciones y problemas que incluso trascienden lo que es España”.

“Hay una (cosa) en la que creo que estamos a la cabeza, y es en el funcionamiento de la sanidad pública”, ha defendido Rajoy. España, ha insistido, tiene una sanidad pública que supone un “coste muy importante” para las comunidades autónomas, que son las que gestionan la sanidad. “Pero es una sanidad pública de la que nos podemos sentir legítimamente orgullosos”, ha apostillado.

Sin embargo, considera que “todo es mejorable en esta vida”. “Intentaremos seguir haciéndolo en el futuro en la medida que vaya siendo posible”, ha avanzado, para luego precisar que “es algo que ha mejorado mucho en los últimos años”.

En este sentido, ha subrayado que la sanidad pública española atiende a “muchísimas personas”. “Es una sanidad pública que concede a las personas, que es el caso de inmigrantes irregulares, una atención de las más avanzadas del conjunto de la UE”, ha explicado en referencia a los inmigrantes sin papeles.

Con todo, preguntado entonces por si los inmigrantes sin papeles podrán acceder a la sanidad pública española, ha evitado dar una respuesta y se ha limitado a decir que este asunto se resolverá en septiembre.