¿De qué va el Retro Running?

Se llama Retro Running, y no tiene nada que ver con correr con indumentaria propia de épocas pasadas. Puede que lo hayas visto, salir a correr por tu parque habitual y ver a gente corriendo hacia atrás, en plan cangrejo. Bueno, pues eso es el retro running, una nueva modalidad de running que está empezando a ponerse de moda.

Pero, ¿Es tan sencillo como correr hacia atrás?

Pues no, tiene su técnica. Además de preocuparte por si te chocas con una farola, una anciana, un niño o un perro, debes tener cuidado de no lesionarte.

El retro running tiene supuestos beneficios, como mejorar el equilibrio y la coordinación, a la vez que se ejercitan especialmente los músculos antagónicos.  Pero cuidado, hacerlo en una cinta de correr o en un terreno desnivelado puede provocar aparatosas caídas que conlleven graves lesiones, por lo que no es una disciplina de la que se deba hacer un abuso prolongado.

Al tratarse de un ejercicio de alguna manera «antinatural», nuestra columna puede sufrir, al tener que doblar el esfuerzo, tal como señalan los expertos. Por lo que si se quiere mejorar la coordinación y el equilibrio existen otros ejercicios que pueden ayudarnos a lograrlo, causando un menor perjuicio a nuestra estructura ósea; Correr de lado, cruzar las piernas...son una mejor garantía a la hora de perseguir el objetivo del equilibrio y la coordinación, y aunque el gasto de calorías es menor, corremos menos riesgo de sufrir lesiones cervicales o lumbares.