Hacienda pide a los altos cargos que viajen en turista y usen el transporte público

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha elaborado una serie de «indicaciones» para recortar los gastos de los máximos responsables y directivos del sector público estatal con contratos mercantiles o de alta dirección, entre las que se encuentran la de acogerse a la tarifa turista en sus viajes de avión o tren y la de utilizar con carácter general el transporte público para sus desplazamientos.

   Esta lista de indicaciones, ocho en total, vienen recogidas en una Orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y  están firmadas por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

   La Orden, que se aplicará a los contratos mercantiles o de alta dirección que se firmen a partir del 21 de agosto, fecha de su entrada en vigor, fija el sistema de compensación por gastos en concepto de dietas y desplazamientos para los máximos responsables y directivos del sector público estatal y establece además una serie de «criterios de buena gestión».

   Éstos persiguen, según Hacienda, el asegurar la existencia de unas condiciones homogéneas de aplicación al mencionado personal y tienen en cuenta los actuales criterios generales de «austeridad, eficiencia y transparencia» en el sector público.

   Además de animar a estos altos directivos a utilizar en sus desplazamientos el transporte público cuando el uso del vehículo particular no sea lo más económico y a acogerse a la tarifa turista en los viajes de avión o tren, salvo casos excepcionales y justificados, Hacienda también les sugiere que recurran a audio o videoconferencias como alternativa a las reuniones o desplazamientos y que apliquen «criterios restrictivos» en cuanto al número de personas que han de desplazarse, evitando los desplazamientos «innecesarios» de equipos de trabajo.

   Asimismo, insta a fijar criterios temporales «estrictos» para el inicio y la finalización del servicio, evitando adelantar o prolongar de manera justificada la estancia en destino; a utilizar con carácter general los hoteles incluidos en el contrato suscrito de forma centralizada por la Administración General del Estado o el Ministerio de adscripción, y a planificar y gestionar anticipadamente los billetes para sus desplazamientos a fin de obtener los mejores precios.