Cuando María de los Ángeles soñaba con Lina

Era la hija de un sastre, que creció remendado uniformes militares en la post guerra mientras soñaba con deslumbrar en su adorado teatro de la Latina, muy cerca de su casa

Pese a que no tenía las condiciones físicas para convertirse en la primera vedette de ningún gran espectáculo,no era un bellezón, pero era espabilada, a los 13 años entró en la compañía  compañía infantil Los chavalillos de España, y a los 16 fue contratada en la compañía de revistas de Matías Colsada, precisamente en La Latina, teatro que acabaría comprando y gestionando durante 31 años, aunque tuvo que falsificar su edad  para entrar al ser menor. En ese momento, María de los Ángeles quedaba en casa, había nacido una estrella,
había nacido Lina Morgan, no como gran vedette, pero sí como gran actriz cómica.

A partir de ahí su ascenso fue imparable y la vimos interpretar todo tipo de papeles en el cine. Fue Susana, en La tonta del Bote, fue La Chica del 17 y los más jóvenes la recordarán por la exitosa serie Hostal Royal Manzanares. Pero Lina Morgan nos deleitó con numerosos éxitos en los teatros más importantes de España, Celeste no es un color, Vaya par de gemelas o El último tranvía fueron algunos de sus éxitos.

Sin embargo, poco se sabía de su vida privada,siempre supo separar muy bien a Lina de María de los Ángeles.En pocas ocasiones habló de sus hermanos, la muerte de dos de ellos supuso un fuerte impacto para la actriz, que no deja descendencia directa, pero sí un ejército de sobrinos y sobrinos nietos que no tardarán en salir a la palestra a reclamar algo que creerán suyo. Es algo, que ya hemos visto suceder en televisión durante el largo internamiento de la actriz.

Lina Morgan fue una de las actrices mejor pagadas de su tiempo y su vida, lejos de los excesos y las fiestas de otras compañeras coetáneas que se entregaban sin pudor a las noches doradas marbellíes y a las portadas de las revistas, se antojaba bastante bien resuelta económicamente. De hecho, no la hemos visto desde que a principios de los 2000 echara el telón en televisión con dos proyectos de escaso éxito, salvo para cameos o apariciones especiales como la gala de Reyes de 2012 en TVE

De éxito innegable, de talento muy difícil de ignorar, todo eso nos quedó claro en la trayectoria de la artista, pero nunca supimos lo que de verdad escondía el corazón de la mujer, a quien nunca vimos acompañada sentimentalmente hablando, al menos, de manera oficial.

Por ello, quien ahora se marcha es María de Los Ángeles y no Lina, porque Lina nos quedará siempre, sus sketches, sus obras de teatro, sus series, permanecen en nuestra memoria en los viejos rollos de cinta que atesora TVE. Gracias por venir