Google se reestructura bajo el nombre Alphabet

Google seguirá siendo Google, pero estará englobado dentro de una matriz llamada Alphabet. Esa es la gran reestructuración que ha realizado el gigante de Internet. El motivo es sencillo: por como estaba creciendo la empresa, alejándose de los servicios de Internet, Google necesitaba una remodelación para dar sentido a una estructura que comenzaba a ser ingestionable y eso es lo que logra creando Alphabet.

Una reestructuración completa

Desde hace años Google ha adquirido y creado muchas empresas y divisiones que no siempre estaban dentro del ámbito de trabajo natural de la empresa.

Quizás una de las más conocidas es el llamado X Lab o Google X, que son los encargados de investigar, crear y moldear los proyectos más innovadores y revolucionarios de la empresa, como los drones para reparto, las lentillas inteligentes o una compañía de energía eólica. Proyectos que se alejaban de la idea de Google como suministrador de recursos online.

El propio comunicado de Google lo dejaba claro: “¿Qué es Alphabet? Alphabet es en su mayor parte una colección de compañías. La mayor de todas, por supuesto, es Google”. Con esta idea pretenden minimizar en parte el daño que los posibles fracasos de algunos proyectos podrían causar a la marca Google. En el mismo comunicado se señala que “el objetivo de Alphabet es que las compañías sean más independientes y desarrollen su propia marca”, de esta manera liberarían a las empresas que Google (ahora Alphabet) compré en el futuro de tener que incrustarse de lleno en la identidad corporativa de la marca, brindándoles una mayor libertad.

Con el nacimiento de Alphabet viene asociado una reestructuración del organigrama interno de la compañía y, de esta manera, dos de las caras más conocidas de Google, Larry Page y Sergay Brin, pasan a ser, respectivamente, CEO y presidente de Alphabet.

Esta reestructuración parece marcar una nueva etapa para la compañía y muchos periodistas especializados no dudan que el gigante de Internet comenzará, pronto, a adquirir nuevas empresas emergentes para fortalecer esta nueva marca.

 

Google seguirá siendo Google

Google, tal y como lo conocemos, seguirá siendo Google. Dentro de esa marca, encontraremos todo lo que tenga que ver con el motor de búsqueda en Internet, los servicios de publicidad englobados en Adwords y Adsense, los mapas de Google Maps, todos los contenidos y posibles expansiones de Youtube y Android, así como las apps relacionadas con todos sus servicios.

Es decir, la imagen mental que el público en general tiene de Google quedará intacta. Quizás el mayor cambio, como ya comentábamos anteriormente, será la reestructuración del organigrama según el cual el actual CEO de Google pasará a ser el CEO de Alphabet.

 

Y a un tuitero le tocó la lotería

Hay una persona que puede estar más que contenta con este anuncio: Chris Andrikanich, de Cleveland. Este “padre, marido y autoproclamado geek”, según reza su propia biografía en Twitter, es el actual propietario del nombre alphabet en la conocida red social. De momento se desconoce si ya ha recibido una oferta por parte de la compañía para comprarle el nombre de usuario, pero lo que esta claro es que a Chris podría haberle tocado la lotería, y una de las grandes.