Redada en Cisjordania contra terroristas israelís

 

Varias personas han sido detenidas en la redada que las fuerzas de seguridad israelíes han llevado a cabo en la madrugada de este domingo en Cisjordania en el marco de la campaña para frenar los ataques de judíos extremistas contra palestinos.

Agentes de la Policía y del Shin Bet –la agencia de seguridad nacional– han realizado un operativo conjunto en el asentamiento judío de Kokhav Hashahar y sus alrededores, en Cisjordania, y han detenido a entre siete y diez personas, de acuerdo con la prensa local.

El valle de Shiloah, donde se encuentra la colonia hebrea, es escenario habitual de enfrentamientos entre judíos y palestinos y está considerada la zona de influencia de las juventudes del movimiento para la defensa de los asentamientos.

Este operativo forma parte de la campaña que las autoridades israelíes lanzaron tras el ataque perpetrado el 31 de julio contra la vivienda de la familia palestina Dawabsheh en Duma, que se cobró la vida de un bebé y su padre y dejó heridos a la madre y otro hijo de cuatro años.

El Gobierno de Benjamin Netanyahu lo ha calificado como “un acto de terrorismo judío” y ha prometido actuar con la máxima dureza. Como punto de partida, ha autorizado el uso de la detención administrativa contra los arrestados en relación a estos ataques.

La detención administrativa es una figura jurídica utilizada habitualmente por las autoridades israelíes contra los palestinos acusados de terrorismo para prorrogar ‘sine die’ su arresto sin presentar cargos.

Honenu, una organización dedicada a la defensa y al asesoramiento legal de los judíos acusados de los ataques contra palestinos, ha condenado las redadas, esgrimiendo que su objetivo es “mitigar la ansiedad política”.

“Esperamos que la próxima vez usen un tranquilizante en lugar de enviar a las fuerzas de seguridad para limitar las libertades del pueblo israelí”, ha dicho en un comunicado, recogido por el diario hebreo ‘Yedioth Ahronoth’.

También ha instado a “que el terror árabe tenga la misma respuesta negativa” por parte del Ejecutivo para que las fuerzas de seguridad sean capaces de “detener a terroristas preventivamente”.

Estas detenciones se suman a las muchas efectuadas desde el atentado en Duma. Entre los arrestados hasta ahora destacan los líderes radicales judíos Meir Ettinger y Evyatar Slonim, bajo detención administrativa.