Mali: doce muertos en un asalto para liberar rehenes de la ONU

 

El Ejército y la policía pusieron fin al asalto armado por supuestos terroristas islamistas contra varios hoteles en Sévaré, en el este de Mali, que se saldó con 12 muertos, entre ellos cuatro extranjeros, y con cuatro trabajadores de la ONU rescatados, informó a dpa una portavoz de las Naciones Unidas.

Las víctimas mortales incluyen a cinco de los atacantes que iniciaron el viernes el asalto, así como cuatro extranjeros cuyas nacionalidades no se conocen, dijo la portavoz en condición de anonimato.

Los rehenes rescatados son dos sudafricanos, un ucraniano y un ruso que lograron esconderse durante el asedio durante casi 24 horas en la ciudad localizada a unos 600 kilómetros al noreste de Bamako, la capital de Mali. Se trata de pilotos e ingenieros contratados por las fuerzas de la misión de mantenimiento de paz de la ONU en Mali, dijo la portavoz. Además un cliente del hotel ucraniano había podido huir antes.

Sin embargo, hoy se dieron informaciones contradictorias sobre el número de fallecidos durante el asalto.

El portavoz del Ejército de Mali, el teniente coronel Diarran Doné, dijo que habían muerto cinco soldados y dos atacantes.

Los atacantes asaltaron el viernes al menos tres hoteles frecuentados por extranjeros en la ciudad maliense y se atrincheraron con varios rehenes. Uno de los hoteles, el Byblos, permaneció bajo su control hasta esta misma mañana.

Nadie asumió por el momento la autoría del ataque, pero se sospecha que se trata de islamistas que operan en la zona.

Sévaré está situado cerca de la ciudad histórica de Mopti, que hasta el golpe militar de marzo de 2012 era un popular destino turístico. Los rebeldes islamistas se hicieron con el control del norte del país desértico tras el golpe, aunque la violencia cesó tras la intervención de Francia, de la que fue colonia Mali. Sin embargo, los rebeldes siguen atacando sobre todo a las tropas de la ONU y a extranjeros.