Obama: “No hay Plan B contra el cambio climático”

El Plan Energía Limpia presentado por Barack Obama representa un cambio radical y una apuesta por las energías renovables el lugar de la tradicional fuente de producción energética basada en el carbón. Es “el pistoletazo de salida para una campaña climática sin cuartel” del presidente estadounidense y su gabinete porque “solo tenemos un planeta, no hay plan B”,.

El ambicioso programa supondrá recortar las emisiones de carbono en un 32% para el año 2030. Es decir, amplia el recorte en nueve puntos sobre el plan anterior. La regulación en el sector estará marcada por una decidida apuesta por las renovables. “Ahora estamos generando tres veces más energía eólica y 20 veces más energía solar que en 2008”, ha destacado Obama en su comparecencia ante la nación.

Obama ha alertado que “somos la última generación con capacidad para hacer algo”. Ningún desafío supone una amenaza mayor para las generaciones futuras que el cambio climático”, al tiempo que ha destacado que defenderá esta propuesta en la Cumbre del Clima que de desarrollará el próximo mes de septiembre en Paris.  ha dicho en una comparecencia desde la Casa Blanca desvelando la propuesta que Estados Unidos defenderá en la cumbre que se celebrará en París en los próximos meses.

 

Obama apela a que el cambio climático supone un riesgo para la seguridad nacional

Obama incluso ha argumentado la oportunidad del Plan recordando que incluso el Pentágono dice que “el cambio climático supone un riesgo inmediato para la seguridad nacional”. “Los niveles de dióxido de carbono, que es lo que calienta nuestra atmósfera, son los mayores de los últimos 800.000 años”, ha indicado, señalando como consecuencia directa, entre otras, que el ratio de asma se ha triplicado en las últimas tres décadas”.

Asimismo, frente a los detractores al Plan -básicamente en el partido republicano y el lobby del carbón-, Obama ha puesto el acento en la economía doméstica y ha subrayado que “en contra de lo que se ha dicho, este plan permitirá ahorrar a los estadounidenses una media de 85 dólares anuales en sus facturas energéticas”.

Vídeo Integro de la Comparecencia de Obama (ingles)