Carmena promete a los afectados por el derrumbe viviendas de entidades bancarias

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha prometido a los vecinos desalojados por los Bomberos de la capital por el derrumbe del edificio en el que residían, que se ha producido a primera hora de esta mañana sin ningún herido, viviendas de entidades bancarias durante el tiempo que dure la reconstrucción del inmueble.

En declaraciones a los medios de comunicación tras visitar a los vecinos del edificio derruido por problemas en su estructura y que han pasado la noche en un hospital de campaña desde las cuatro de la mañana que han alertado de que había “grietas” a los bomberos”, Carmena ha informado de que se está atendiendo, dando “cariño” a todos los afectados y les ofrecerá viviendas de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo y de entidades bancarias que tiene a disposición el Ayuntamiento de Madrid.

Así, ha afirmado que el bloque del número 5 de la calle Duquesa de Tamames, en Carabanchel, será derruido por completo –queda en pie la fachada del inmueble– y el edificio del número 7 está siendo apuntalado por los técnicos del Ayuntamiento como medida de “prevención”, si bien podrán ser realojados próximamente. “Esperemos que puedan tener a su disposición sus pertenencias enseguidita”, ha confiado.

Por su parte, la concejala de Vivienda Social de Madrid, Marta Higueras, ha contado que han sido 57 personas del número 5 los desalojados a quienes se les está atendiendo desde el Consistorio para ofrecerles ayuda.

Así, el jefe se servicio de Extinción de Incendios de Madrid, Carlos Arribas, ha contado que cuando llegaron al inmueble, sobre las cuatro de la mañana tras una llamada de una vecina que alertaba que se estaban produciendo “grietas”, observaron en el sótano que dos de las vigas se estaban viniendo abajo y procedieron al “inmediato” desalojo del inmueble y al del edificio próximo por miedo a que fuera “arrastrado” por el primero.

Los vecinos han expresado que han perdido “toda su vida” de golpe y se han mostrado apenados por lo ocurrido. Además, han relatado que el año pasado el edificio pasó los controles técnicos pertinentes.