Campamento de verano para aprender a cocinar

El campamento ‘Urbanchef’ permite a los menores de Cáceres divertirse en verano, mientras aprenden a cocinar y a controlar el estrés en momentos de tensión durante la preparación de diferentes comidas, siendo la primera actividad en Extremadura que compagina estas dos disciplinas.

Para todo ello, la organización de ‘Urbanchef’ desarrollada por el Gabinete de Psicología, Psiquiatría y Logopedia, SÉFODE, junto con la colaboración del restaurante Cayena, ha puesto a disposición de los niños a varios psicólogos para que trabajen con ellos «una serie de habilidades sociales». Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press Televisión, una de la psicólogas de ‘Urbanchef’, Encarni Puertas.

En esta línea, la monitora ha comentado que esas destrezas consisten en explicarle a los niños «cómo puede ser el trabajo en equipo, una comunicación eficaz y clara, la cooperación, aprender el liderazgo y a comportarse de manera asertiva».

Todo ello «utilizando el medio de la cocina, pero a través de unas ‘masterclass’ complementarias, que es lo que les hace diferentes» de otros campamentos de cocina, ha señalado la psicóloga.

Puertas ha detallado que «unas de las cosas que trabajan entre otras, es el autocontrol». Ha asegurado que es «muy importante» que los niños estén «tranquilos, que sepan manejar el estrés y resolver problemas para que cuando se encuentren en una situación en la que no saben desenvolverse bien en la cocina, se paren, piensen y sepan cómo actuar».

Así, ha indicado que estas habilidades se emplean para controlar situaciones «simples», como ir con un cuchillo por la cocina y gritando, algo que «no pueden» hacer. Lo mismo a la hora de «comunicarse con sus compañeros», para detallar «qué tienen que hacer cada uno, quién va a estar en un fuego, cortando o cuándo hay un problema quién lo va a resolver».

La evolución, según la psicóloga, se ha visto en que no terminan sólo «mirando sus propias necesidades» y que tienen en cuenta al resto para poder trabajar mejor en equipo, algo «que les sirve en la cocina, pero también en su día a día». Disciplinas que les ayudan a «expresar las emociones de manera clara», ha añadido.

En este sentido, uno de los dos cocineros de ‘Urbanchef’ que imparte las clases, Iván H. Rivera, ha confesado que «están todos muy influenciados por los programas de televisión», pero que en el taller lo que pretenden «es que no sea un concurso» y que se base en que los niños «disfruten y hagan un buen trabajo» con el que luego se sientan «satisfechos».

Rivera ha señalado que lo han pretendido «es que los chicos aprendan técnicas básicas de cocina y luego puedan hacerlas en casa con sus padres».

Así, ha añadido que básicamente utilizan «todos los alimentos de la pirámide alimentaria, tocando cereales, carne, pescado, fruta, verdura y que hacen distintos tipos de cocción, muy fáciles y sencillos». Ha asegurado que «los padres están encantados» cuando prueban los platos de los pequeños cocineros.

El chef ha asegurado que los niños «son muy dispuestos, incluso a la hora de limpiar un pescado», ya que como ha explicado «han limpiado merluza y la han abierto con cuchillos de verdad». Así se ha mostrado «sorprendido» con el resultado de los menores en este específico campamento de verano.

LOS NIÑOS ENCANTADOS CON LA COCINA

Los niños aseguran que se lo pasan «bien» y que cocinan «mucho». Así lo ha manifestado en declaraciones a Europa Press Televisión, Daniela, una alumna que ha explicado que «los lunes hacen fruta, los martes verdura, los miércoles pescado, los jueves carne y los viernes repostería».

Daniela ha comentado que el plato que mejor le ha quedado son los sacos de puerro, rellenos con queso de Philadelphia, puerro y gambas. La niña ha declarado que algunas veces cocina en casa tortilla y arroz con pollo.

Otra de las pequeñas cocineras, Claudia, ha asegurado que su plato favorito es la pizza. También ha contado que lo que cocinan se lo llevan en unos envases a casa y lo comen junto con sus padres, a los cuales les gusta lo que preparan en el taller.