Paralizados 220 desahucios de la Empresa Municipal de Vivienda de Madrid

El ayuntamiento recupera los contratos sociales para más de 220 vecinos agrupados en la plataforma ‘Yo no me voy’, residentes en cinco bloques de viviendas de la EMVS y paraliza los desahucios previstos. Sus viviendas iban a ser vendidas a un fondo buitre en una operación iniciada en 2012.

Manuela Carmena ha anunciado la paralización de los desahucios en una rueda de prensa conjunta con los vecinos de la plataforma, residentes en viviendas de protección de la calle Embajadores, 46; San Cayetano 8 y 10; Carrera de San Francisco, 16 y Madera 24 y 26.

No habrá más desahucios en la EMVS

Asimismo, Carmena ha transmitido tranquilidad a los titulares de los 2.086 contratos restantes afectados por esta operación de venta a Renta Corporación. «Hay muchos vecinos desorientados», ha lamentado la primera edil, después de asegurarles que «sus pisos no se van a vender».

El Ayuntamiento, según la alcaldesa, está «localizando» a los vecinos para explicarles que el contrato que en muchos casos firmaron en los años 80 «es válido y no perderán sus viviendas» y que en ningún caso va a haber desahucios.

El abogado de la plataforma, Endika Zuloeta, ha explicado que el Ayuntamiento, desde los años 80, renovaba los contratos sociales cada dos años de manera automática si se cumplían dos requisitos, no superar una determinada renta y no tener otro bien inmueble en Madrid.

En 2012, sin embargo, «decidieron que esos contratos estaban terminados y les hostigaron para vender sus inmuebles». Ahí es donde entra en escena la empresa Renta Corporación, que pretendía comprar esos cinco primeros bloques por 12 millones para después venderlos a otra sociedad.