La actualidad económica en 140 segundos

Comenzamos este repaso a la actualidad con uno de los temas que más siguen preocupando, y con razón, a los españoles: el paro. En el segundo trimestre del año ha bajado en casi 300.000 personas, pero aún sí la tasa de desempleo se sitúa en el 22,3%, todavía por encima de los 5 millones.

Se cumplen así los buenos pronósticos del Gobierno, ya que estamos hablando del mejor dato trimestral para el desempleo desde hace una década. En concreto, entre abril y junio de este año, se han creado más de 411.000 puestos de trabajo y el paro ha bajado en 295.600 personas. Las cifras también suponen una bajada en más de un punto con respecto a la última EPA trimestral. Sin embargo, no hay que olvidar que el número de parados en España aún continúa por encima de los 5 millones.

Una semana más hay que hablar de Grecia. Sus bancos han vuelto a abrir sus puertas para realizar operaciones de ventanilla, pero continúan los controles de capital. Todo mientras el Parlamento ha aprobado el segundo paquete de medidas pactado con los socios europeos.

En concreto se trata del proyecto de ley sobre la reforma del Código Civil y la directiva europea de saneamiento de bancos, que garantiza los depósitos bancarios hasta los 100.000 euros en caso de quita. Lo que no ha estado encima de la mesa, al menos todavía, han sido medidas tan controvertidas como el fin de las exoneraciones fiscales de los agricultores ni la restricción de las jubilaciones anticipadas. Asuntos que se podrían tratar a principios de agosto, aunque para entonces no parece que vaya a llegar la calma política para el primer ministro Alexis Tsipras quien acaba de hacer una reforma en el Gobierno, prescindiendo de quienes votaron contra el rescate.

Parece, por tanto, que cada vez está más lejos un escenario con Grecia fuera del euro. Pero mientras esto ocurre en el país heleno, en España seguimos a vueltas con el caso Rato, porque el ex vicepresidente del Gobierno ha tenido que ir a los juzgados aunque se ha negado a declarar.

El paso ante el juez de Rodrigo Rato es por el informe de Hacienda en el que se le atribuían cinco delitos fiscales más otro por blanqueo, y que provocó su detención exprés hace tres meses. Rato a penas ha permanecido una hora en los juzgados y se ha negado a declarar hasta conocer el informe que se está elaborando con la documentación incautada en su domicilio y su despacho. En cambio, donde no se ha mordido la lengua es en un programa de televisión, donde ha dicho que está siendo víctima de una cacería política nunca vista.

Está claro que el caso Rato, al igual que Grecia, aún nos van a seguir dejando nuevos titulares.