Los padres de Asunta seguirán en la cárcel

Prorroga de dos años más en prisión provisional para los padres de  Asunta, Alfonso Basterra y Rosario Porto, acusados del asesinato de su hija adoptiva. El juez ha tenido en cuenta la peticiñon de la fiscalía y la acusación popular y rechaza la petición de las defensas para la puesta en libertad.

En declaraciones a Europa Press, el abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha calificado como “absolutamente negativa” esta decisión, que ve “injusta” para su cliente, puesto que ha dicho que “esperaba otra cosa” y no hay “argumentos de más peso que los reiterados” sobre el riesgo de fuga y la gravedad de los delitos de los que se les acusa.

El próximo 29 de septiembre es el día fijado en el que comenzará el juicio del caso Asunta, después de que la constitución del jurado popular sufriese un retraso el pasado mes de junio por falta de miembros válidos para conformar el tribunal.

La Fiscalía pide 18 años de prisión para cada uno de los padres

La Fiscalía pide 18 años de prisión para cada uno de los padres como coautores de un delito de asesinato, frente a los 20 años de cárcel para cada uno que solicita la acusación popular, ejercida por la Asociación Clara Campoamor.

Basterra y Porto seguirán en la prisión de Teixeiro en la que se encuentran desde pocos días después de que el cadáver de la niña fuese hallado el 22 de septiembre de 2013 en una pista forestal de Teo (A Coruña), acusados de haber tramado un plan para matar a la menor, que pocos días después de su muerte habría cumplido los 13 años.