Krugman se desmarca de Tsipras

Paul Krugman se desmarca de Tsipras y arremete con dureza contra el presidente griego por acudir a la negociación con Bruselas sin un plan B.  “Esperaba al menos un plan para poder decir: ‘Esto es lo que haremos si no obtenemos el rescate’. Me sorprende que pensaran que podían mejorar las condiciones sin un proyecto alternativo. He sobrevalorado la capacidad del Gobierno griego”, afirmó el Nobel de Economía en una entrevista a la CNN.

Krugman, que se decantó por el ‘no’ que auspiciaba Tsipras y Syriza en el referéndum afirma que la solución adoptada, el rescate, es un parche y solo representa un poco más de tiempo antes de la inevitable salida del euro de Grecia. “Creo que no van a poder hacer frente a esa gigantesca deuda y tendrán que irse”, dijo.

 

Krugman afirma que tras la negociación, Grecia sigue con el austericidio

En su análisis, Krugman, sigue defendiendo que la austeridad como vía para la recuperación económica en Grecia no es la salida a sus problemas y entiende que el acuerdo alcanzado entre Tsipras y los acreedores no ha cambiado la estrategia económica del país. “La estrategia sigue siendo la misma, recortes y más recortes, y la estrategia de la austeridad ya hemos comprobado que no ha funcionado y no va a hacerlo ahora”, aseguró.

Sobre la salida de Grecia del euro, ‘el Grexit’, Krugman rebaja el impacto que podría tener para el resto de los países y la economía internacional y afirma que ni siquiera sería comparable a la quiebra de Lehman Brothers. El premio Nobel de Economía afirma que el principal perjudicado sería el proyecto europeo. “Si Grecia deja el euro y empieza la recuperación, será un ejemplo para otros movimientos políticos que podrían pedir lo mismo”, vaticina.