El Gobierno, a examen en el Congreso por los actos del 18 de julio

El Gobierno deberá responder en el Congreso de los Diputados por los actos de exaltación del franquismo que tuvieron lugar el pasado 18 de julio dentro y en los alrededores de la Iglesia de los Jerónimos de Madrid. El diputado nacional y secretario general provincial del PSPV-PSOE, José Luis Ábalos, ha registrado una batería de preguntas dirigidas al Gobierno para que explique qué actuaciones va a emprender tras la celebración litúrgica que tuvo lugar en la iglesia de Los Jerónimos de Madrid, donde se conmemoró el golpe de Estado del 18 de julio de 1936.

Para Ábalos, son “gravísimas” las afirmaciones del sacerdote que ofició la ceremonia, en las que dice que “ensalzó la sublevación militar de julio de 1936 instando a organizar un nuevo golpe de Estado”.

Por ello, urge al Ejecutivo a aplicar la ley tras “las duras expresiones del párroco en el ejercicio de sus funciones, incitando a la violencia en una ceremonia pública”, y que, durante su homilía, dice que “pidió un valiente” para volver a emular a Franco. “Éstas son alusiones muy claras a otro golpe de Estado y a personas y símbolos abiertamente anticonstitucionales”, señala.

¿Autorizó el Gobierno el acto de apología del franquismo que tuvo lugar en los alrededores del templo?

Ábalos reclama también al Ejecutivo que responda “con contundencia” ante lo que a su juicio representa un “posible delito de exaltación y apología del franquismo con exhibición pública de simbología anticonstitucional a las puertas del templo”, puesto que al término de la misma, aunque ya en los exteriores del templo, varias personas ondearon banderas del Movimiento Católico Español, de Falange y enseñas franquistas, además de entonar el ‘Cara al Sol’.

Así, el diputado nacional del PSOE exige al Ejecutivo que investigue si dicha concentración contaba con la preceptiva autorización de la Delegación del Gobierno. El portavoz socialista ha recordado que esta no es la primera vez que la Iglesia de Los Jerónimos de Madrid es escenario de actos de exaltación del franquismo.