Las propuestas de ocio en 140 segundos

En este mes con tanta ola de calor lo que más apetece es o pasar en una piscina todo el día o apuntarse a una buena fiesta… pero no la típica fiesta de discoteca no, una fiesta rara y divertida. Que haberlas las hay y repartidas por todo el mundo.

Empezamos en casa. La Feria del Ajo en Santa María del Rey, en León o la tomatina celebrada en Buñol, Valencia son las fiestas más alucinantes.

Fuera de nuestras fronteras las rarezas de las fiestas nos parecen más raras todavía. Alucina con los americanos como por ejemplo en Luisiana donde te espera el festival de la rana o en Alaska el sorprendente festival del Alce. También se viven fiestas en Europa donde su mayor diversión va desde pintar una vaca hasta perseguir un queso colina abajo.

Ahora que para raros los japoneses que su fiesta consiste en hacer llorar a un niño, el primer niño que llore gana.