Carmena y Cifuentes se reúnen por primera vez

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, se reúnen este martes en Sol en la que es su primera reunión desde que ambas dirigentes llegaran a estas instituciones tras las elecciones del 25M, han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo autonómico.

Esta reunión se celebra en plena polémica sobre la apertura de comedores escolares en verano. La primera decisión del Consejo de Gobierno de Cifuentes fue poner en marcha los trámites para la apertura de comedores escolares en época estival para los menores que lo necesiten.

Múltiples ayuntamientos de la región han dado su visto bueno a la medida, pero Carmena ya ha avanzado que no abrirá los comedores porque no hay tiempo y porque se podría estigmatizar a los menores que acudan a los centros. Lo que está haciendo es dar comidas y cenas a domicilio.

Sin embargo, Cifuentes ha avanzado que si esta semana el Consistorio no accede a poner a su disposición colegios de la capital, se utilizarán edificios de titularidad autonómica como institutos o polideportivos.

Otro de los temas en el que discrepan el Ayuntamiento y la Comunidad es en la posibilidad de crear una tasa turística. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que podría incluir esta tasa en los presupuestos municipales para el año que viene.

Sin embargo, Cifuentes le ha pedido que reflexione porque no es bueno para Madrid, ya que el turismo genera empleo y, además, Madrid estará discriminada respecto de otros municipios de la región, donde no se cobrará esta tasa.

Una reunión, un mes después de llegar a la alcaldía

Carmena llegó a la Alcaldía el 13 de junio en un pleno en el que contó con el apoyo del PSOE de Antonio Miguel Carmona, algo que era necesario porque Ahora Madrid no consiguió ser la lista más votada, sino que se quedó con 20 concejales.

El PP de Cristina Cifuentes sí logró ser la fuerza política más votada en las elecciones a la Asamblea de Madrid, pero no alcanzó la mayoría absoluta para gobernar en solitario.

En aquel momento, comenzaron las negociaciones con Ciudadanos, que finalmente le dio su apoyo para conseguir ser investida como presidenta del Gobierno.