La actualidad tecnológica en 140 segundos

El repaso a la actualidad tecnológica de esta semana parece sacado de una película de espías «made in hollywood». Dos grandes ataques cibernéticos han marcado la actualidad y sus consecuencias aun no se conocen.

Comenzamos en Estados Unidos, con el ataque a la OPM, la oficina de gestión de personal estadounidense. Esta oficina es la encargada de, entre otras cosas, gestionar los permisos de acceso a información de los trabajadores federales. Pues bien, ahora sabemos que se han robado los datos personales de, como poco, 21 millones y medio de trabajadores de las diferentes agencias de Estados Unidos.

Todo parece señalar que los hackers eran parte del entorno del ejercito chino, pero, de momento no hay más información. Ya os decía que esto parece una película de espías.

Pero las consecuencias de este ataque son muy reales. Como parte del proceso para solicitar accesos a información clasificada, los trabajadores tenían que completar informes con información sobre su familia, amigos, vecinos e, incluso, sus contactos y colaboradores en el extranjero. Pero todo se vuelve más siniestro si pensamos en lo que esto supone realmente, esta información da la capacidad a quien la posea de extorsionar y amenazar la seguridad, ya no de los propios agentes de estados unidos, pero a sus familiares y amigos. Todo esto sin contar con los colaboradores que el gobierno podría tener fuera del país.

El segundo ataque se producía más cerca de España y afecta de manera significativa a nuestro país. La empresa italiana Hacking Team se encargaba de vender a los gobiernos y fuerzas de seguridad de multitud de países, entre los que se encuentra el CNI español, sistemas que, entre otras funciones, permiten acceder a emails, mensajes y llamadas de sus ciudadano.

Todo esto no es nuevo, es una practica habitual que conocemos, en parte, gracias al trabajo de Snowden. Pero la historia vuelve a complicarse, por que la empresa italiana ha sido hackeada por un grupo anónimo, que pretendía demostrar que Hacking Team también vendía estos servicios a naciones más moralmente cuestionables como Sudan, Oman o Arabia Saudi. Hay que señalar que la empresa Hacking Team estaba en la lista de «enemigos de Internet» elaborada por Reporteros Sin Fronteras, y que la propia Wikileaks se ha hecho eco de la información que los hackers obtuvieron y la aloja en sus servidores.

Y hasta aquí el repaso a la actualidad tecnológica que, como os decía al principio, son dos historias que parecen salidas de las paginas de un guión de James Bond.