La OCDE afirma que los griegos trabajan 671 horas más al año que los alemanes

La OCDE es la organización que más datos maneja para poder hacer un balance de cual es el país que más horas trabaja. Según el estudio que ha publicado correspondiente al ejercicio anterior indica que el país europeo donde los empleados trabajan más horas es Grecia, y el que menos Alemania. La diferencia entre ellos es de 671 horas. En el resto de países desarrollados no europeos México resulta ser el país donde se trabaja más horas con una jornada de 2.228 horas anuales.

Este estudio realiza una media con los datos de contabilidad nacional divididas por el número medio de personas con empleo. Hay un punto clave: se cuentan tanto los trabajadores a tiempo completo como los trabajadores a tiempo parcial, así a Alemania al tener un mayor número de empleados a tiempo parcial tienen un menor número de horas por empleado.

México es el país donde se trabaja más horas al año

La lista de la OCDE viene encabezada por México con un total de 2.228 horas al año por empleado. Le sigue Costa Rica, con 2.216 horas; Chile con menos de 2.000 horas. Las cifras caracterizan a Latinoamérica como una región con países de largas jornadas laborales, pero una productividad relativamente baja por hora trabajada.

En lado contrario, los países que menos horas trabajan al año son principalmente los del centro y norte de Europa. Hay cinco países en los que se trabaja menos de 1.500 horas: Francia, Noruega, Dinamarca, Holanda y Alemania. Tienen una productividad más alta, trabajan menos y ganan más, por tanto son más ricos.

En Grecia hay más empleados en hostelería y el sector servicios mientras que en Alemania hay más en Industria. La diferente productividad, el mayor pesos de empleados a tiempo parcial suponen los factores diferenciales. Solo hay que conocer la tasa de paro de Grecia y de Alemania. Alemania tiene una tasa de paro del 5% frente al 26,6% de Grecia. En Alemania se destruyeron menos puestos de trabajo en parte porque las empresas tuvieron ayudas para reducir la jornada laboral en lugar de despedir.