Esperanza Aguirre confía que los ediles se arrepientan por sus tuits

Redacción irispress/EP. La portavoz del Grupo Municipal Popular y presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, espera que el apoyo a la propuesta planteada por su formación para, entre otras medidas, expulsar a cualquier edil que incite al odio o la violencia con sus declaraciones, signifique que “se han excusado” y confía en que “se hayan arrepentido”.

Así se ha expresado este jueves a su llegada a un desayuno informativo protagonizado por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Preguntada sobre el recurso al archivo de la causa contra el edil Guillermo Zapata, presentado por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Aguirre ha expuesto que con este paso “pudiera no archivarse la causa”.

A Esperanza Aguirre no le “sorprenden” los insultos

La popular ha definido como “una sorpresa” lo que sintió la portavoz municipal de Ciudadanos, Begoña Villacís, cuando a la salida del Pleno de investidura “militantes de Podemos le dijeron que se fuera a la horca y le desearon la muerte”.

A ella le ocurrió algo similar durante la campaña electoral, en la pradera de San Isidro, cuando personas que portaban “carteles de Ahora Madrid con la cara de Manuela Carmena” le gritaron en el mismo sentido. “No me sorprende”, ha asegurado.

Pleno extraordinario contra la incitación al odio y la violencia

Esperanza Aguirre cree que si esta tarde, en el Pleno extraordinario contra la incitación al odio y la violencia, promovido por el PP, consiguen el apoyo de todos los grupos –como así parece basándose en la reunión preparatoria– se dará “un paso adelante para evitar los enfrentamientos que a lo largo de la historia de España se han tenido con consecuencias desastrosas por causa de esa incitación al odio y la violencia por diferir en los planteamientos políticos”.