10 claves para saber si tu pareja es un psicópata

Tenemos una imagen del psicópata que no es quizá correcta del todo. Un psicópata no tiene porque ser siempre un ser malvado con sed de sangre ni un asesino en serie… ¡no! En la mayoría de los casos los psicópatas son personas encantadoras, con un carisma especial que atrae a todas las personas que le rodean. De hecho, se decantan por profesiones de liderazgo. Pero… ¿Sabrás identificar estas características para no confundir a un psicópata con tu príncipe azul?

  1. Adulador no, lo siguiente. Que guapísima eres, que asombrosamente inteligente, ingeniosa… rápidamente te habrá conquistad, pero además, tratará de conocer tus inseguridades y disiparlas para que te sientas segura con él. Un piropo no es síntoma de psicopatía claro está, así que continuemos.
  2. Tu media naranja. Te convencerá de la idea de que sois almas gemelas. Utilizará estrategias como “los dos lo hemos pasado fatal, por eso el destino nos ha llevado a entendernos tan bien”. Él hará un esfuerzo por simular que todo lo que te gusta a ti casualmente es lo mismo que le gusta a él.
  3. Chantaje emocional. Al principio de la relación deberás estar al tanto de cómo habla y qué dice cuando sale el tema de las ex parejas ¿Todas sus ex le acosan? ¿Se han aprovechado de él siempre? ¿En el trabajo le tratan mal y siempre le dejan las tareas más complicadas? ¿Su familia es egoísta y siempre piensan en sí mismos y no tienen detalles con él?. Hoy son sus familiares, compañeros de trabajo o ex parejas, pero un día,  podrías ser tú.
  4. Siempre les duele algo. Son un tanto hipocondríacos, o es lo que aparentan. La realidad es que les encanta ser el centro de atención y las dolencias físicas y mentales suelen suponer la perfecta excusa para que le otorgues toda tu atención. La única manera de descubrir esta argucia es tratar de verificar sus historias, pero que no te sorprenda si te pone alguna excusa por la que no puede demostrarlas.
  5. El sexo es único. Si en la cama no es un fiera descártalo, no es un psicópata. Sexualmente te tendrán más que contenta, es una manera más de atraparte en todos los sentidos. Y una vez que has caído, llegará un momento en el que se cambiarán las tornas y serás tu quién le supliques a él placer. Parecido a una droga.
  6. Mentir es una condición que les caracteriza. No tiene problemas para negarte cosas que tú perfectamente sabes que no son así y siempre tratará de darle la vuelta a la tortilla. Piensa que no empatiza, por tanto no te creas todo lo que te cuenta, porque son capaces de hacerte dudar incluso de lo que tú bien sabes que es verdad.
  7. Te hace el vacío. Los menosprecios comenzarán pronto, o no tan pronto, dependiendo de lo que tardes tu en enamorarte profundamente de él. Por un oído le entrarán las cosas que te preocupan y por otro le saldrán. Puede incluso que, por unos días, le de por desaparecer y dejarte colgada sabiendo que estás preocupada sin importarle lo más mínimo.
  8. Infieles por naturaleza. Les gusta sentirse poderosos y les molará verte celosa, cosa que provocará para hacerte sentir mal y de nuevo menospreciarte. Siempre estará sobrevolando la mosca de la infidelidad y del abandono porque ni siente ni padece por ti, ni por nadie, solo piensa en el mismo y el día menos pensando si no eres lo suficientemente simpática con él te abandonará por cualquier de sus admiradoras.
  9. Desprecio. Si los planes no salen como él espera, o no haces lo que realmente él quisiera que hubieras hecho, te dejará sin mirar atrás. Solamente regresará en caso de que él se encuentre solo y desolado, pero no porque realmente le importe en qué condiciones te deje  y lo mal que lo pases.
  10. Controlador. Es una persona absorbente, si él quiere que te quedes por cualquier razón, se volverá un cansino y te rogará su amor. No pienses que es porque verdaderamente te quiere, ni mucho menos, de nuevo lo hace por él mismo porque en ese momento de su vida le interesa… no se sabe hasta cuando.

La mejor manera para romper con este tipo de personas, que lo único que te van hacer es sufrir, es desaparecer de su mapa social y cortar por lo sano cualquier tipo de relación. No será tarea fácil, porque su intención será siempre llevarte a su terreno, aunque si lo hace, te ganará, así que no cedas nunca.

Sea un psicópata o simplemente alguien que no te merece,  los desprecios, la traición o el control no son características buenas para continuar una relación con una persona.