Alerta UNICEF: Uno de cada tres centroafricanos precisa ayuda

Más del 30% de los niños centroafricanos sufren malnutrición, el 60% de la población vive a más de 10 kilómetros de un centro de salud, el 30% de las escuelas han sufrido ataques, unas escuelas donde solo 2 de cada 10 profesores están titulados, 10.000 menores convertidos en niños soldado, bodas precoces donde las niñas pasan a ser esclavas sexuales.

Cifras que se completan con más de 900.000 desplazados internos y más de 2,7 millones de personas que necesitan atención humanitaria. Todo esto ocurre en un país, la República Centroafricana, que apenas tiene 4,8 millones de habitantes y asolado por una conflicto armado que estalló hace dos años.

 

República Centroafricana, un acuerdo de paz con muchas dudas

A pesar de que los grupos en guerra, incluidos los antiguos rebeldes Séléka (principalmente musulmanes) y las milicias antibalaka (predominantemente cristianas), hayan firmado un débil  «compromiso de paz» tras un foro de reconciliación que ha de visualizarse a finales de año, los enfrentamientos prosiguen en varias zonas del país.

Según los responsables de UNICEF ,»sigue habiendo una situación humanitaria dramática en algunas zonas» de este país centroafricano y las organizaciones humanitarias se encuentran con «muchos problemas», incluida la falta de fondos. La propia UNICEF, solo ha recibido hasta la fecha el 26%de los fondos que necesita para sus operaciones en RCA este año.

UNICEF hace un llamamiento reclamando 73,9 millones de dólares para llevar a cabo en 2015 sus programas de emergencia en República Centroafricana; el objetivo es reconstruir los servicios sociales, proteger a los civiles, involucrar a las comunidades para fomentar la reconciliación y promover la paz

República Centroafricana «se está convirtiendo en una crisis olvidada», según UNICEF. Apenas cuenta con infraestructuras, «no ha tenido nunca un gobierno fuerte» y el aporte de fondos para que el país salga adelante no forma parte en las agendas de los gobiernos internacionales.