Chapa y Pote ya tienen hogar de acogida

Chapa y Pote @guardiacivil

Chapa y Pote @guardiacivil

Chapa y Pote se recuperan en su nuevo hogar de acogida. La Guardia Civil sigue el rastro de la persona que arrojo a un pozo de alquitrán a tres cachorros de perro en Cartagena. A través de las redes sociales pide la colaboración ciudadana para encontrar alguna pista que dé con el paradero del maltratador.

Chorreando petróleo y con la boca pegada tras ingerir alquitrán. Así aparecieron los tres perros flotando en una balsa de chapapote en Cartagena. Uno de los tres, no pudo sobrevivir por tener tener demasiado chapapote en su organismo.

Chapa y Pote alquitrán

Chapa y Pote son un cruce de Podenco y Galga

Los animales son un cruce de Podenco y Galga, razas usadas por cazadores, por lo que sospechan que un aficionado a la caza pueda estar detras de este caso de maltrato animal. El maltrato animal está castigado con penas de hasta 18 meses de cárcel.

Los otros dos, a los que han bautizado como Chapa y Pote han encontrado un hogar de acogida donde se recuperan, ya que a pesar de la exhaustiva limpieza con lavavajillas y aceite de girasol a la que fueron sometidos tienen sus órganos afectados.

chapa y Pote libres de alquitrán