Baja laboral, mayor control y responsabilidad para los médicos

Los médicos, obligados a acotar la duración del proceso de baja laboral. La Orden ministerial que entrará en vigor a primeros de julio obliga a los facultativos a detallar en el parte de baja la duración estimada del proceso: muy corta (inferior a cinco días naturales), corta (de cinco a 30 días naturales), media (de 31 a 61 días) y larga (más de 61 días).

En esta previsión, los médicos utilizarán como referencia las tablas de duración óptimas de las distintas patologías. Así mismo, en los procesos de duración muy corta podrá emitir el parte de baja y de alta en el mismo momento-.

Cuando la duración sea superiora a 365, los médicos ceden el control al INSS

En el resto de los casos, en el parte ha de reseñarse la fecha de la siguiente revisión que oscilará entre siete y quince días. Cuando la duración de la enfermedad se pueda prolongar por más de un año, el control del proceso de incapacidad pasará de los médicos al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).